Por Luciano Bugner 
@lucianobugner 

Faltan 26 días para el inicio del ciclo lectivo y la discusión paritaria en la provincia de Buenos Aires corre contra reloj. El gobierno de María Eugenia Vidal dice, puertas adentro, que "todavía hay tiempo" para negociar. Los gremios ya declaran la guerra: sin acuerdo no hay clases. En el convenio firmado el año pasado (un promedio de 24% de aumento) se estableció que la paritaria del corriente año comenzaría a discutirse en noviembre de 2017.

Y el gobierno provincial no mintió. El último día del mencionado mes se reunió el Frente de Unidad Gremial bonaerense con funcionarios provinciales y marcaron una agenda de trabajo. "Desde ese entonces las mesas técnicas se juntaron seis veces", le dijeron a Crónica desde la gobernación.

Lo cierto es que los sindicatos reconocen esos encuentros como "menores", ya que el eje central de la discusión pasa por los sueldos de los maestros. "Nos quieren acusar de llevar el conflicto al inicio del ciclo lectivo, cuando en realidad hemos sido los docentes los que hace meses estamos pidiendo que se nos atienda, que se abra un espacio de diálogo, con responsabilidad", apuntó Mirta Petrocini, titular de la Federación de Educadores Bonaerenses.

Miguel Díaz, de Udocba, reclamó lo mismo ya que "estamos a menos de un mes del inicio de clases". Y si uno lee entre líneas, interpreta el mensaje que Roberto Baradel (Suteba) le envía al gobierno de Vidal con la adhesión a la marcha del 21 de febrero."Marcharemos para decir basta de ajuste, no a la criminalización de la protesta social y por paritarias libres", dijo el secretario general del Sindicato Unificado de los Trabajadores de la Educación de la provincia.

En las próximas negociaciones (los gremialistas más optimistas esperan reunirse este viernes, teniendo en cuenta que se viene un fin de semana largo) el nombre de Baradel se pondrá nuevamente en discusión. "Sabemos que viene a negociar para romper", se escuchó decir en la Casa de la Gobernación. Por algo, dicen allegados a Vidal, "se lo ve junto a Moyano y compañía".

Lo cierto es que, como sostiene Petrocini, "el supuesto techo del 15 por ciento, el plus por presentismo y otros anuncios son simplemente cuestiones que ha dejado trascender el gobierno a través de los medios. No vamos a discutir a través de los medios cuando existe un ámbito institucional como la paritaria".

En el medio de la pelea, trascendió que el gobierno de María Eugenia Vidal tiene decidido ofrecer a los docentes un plus por presentismo, punto que tensó la discusión del año pasado, cuando las paritarias se cerraron a mediados de año tras 14 reuniones y 17 días de paro.