Un grupo de perros quedó abandonado por completo este lunes en el barrio porteño de Colegiales, después que su paseador sufriera muerte súbita.

El hecho ocurrió en un edificio en Delgado al 1233, cuando Roberto, encargado de cuidar los canes, sufrió una descompensación en su casa.

Los vecinos se solidarizaron y están buscando a los dueños de los perros.

Los animales que tenía en su hogar a modo de pensionado, quedaron abandonados y a la deriva.

El episodio se hizo público cuando una vecina tocó timbre en el domicilio de la víctima y al no recibir ninguna respuesta del hombre, decidió llamar a la policía sospechando que algo malo había pasado.

Algunos de los dueños de los perros se encontraban fuera del país.

Los agentes ingresaron al inmueble del trabajador y lo encontraron en el suelo y a pesar de los esfuerzos para intentar reanimarlo, el hombre ya había fallecido.

Los vecinos les acercaron baldes con agua.

Al trascender, un grupo de personas del barrio se ofrecieron como voluntarias para ubicar a los dueños de cada uno de los animales, algunos de los cuales estaban en Bariloche o un tanto más lejos como Alemania.

Así se encontraban los perros

Ver comentarios