La red social de videos TikTok reforzó las medidas de seguridad y vigilancia para que tanto niños, niñas y adolescentes no sean víctimas de grooming, abusos y pedofilia, además de que no estén expuestos a contenido violento que dañe su integridad o pongan en peligro su vida.

En los últimos días se conoció un caso de un nene de 12 años llamado Joshua Haileyesus,  de Colorado, en Estados Unidos, que fue encontrado muerto por su hermano gemelo desmayado en el piso del baño de su casa el pasado 22 de marzo, tras sufrir una muerte cerebral, luego de realizar el "desafío del blackout".

Este "challenge" popular en TikTok es sumamente peligroso, ya que el desafío consta en elegir un elemento que sirva para interrumpir el acceso de oxígeno al cerebro a través de la autoasfixia, mientras la víctima se filma y toma el tiempo hasta desmayarse.

Entre las normas aplicadas por la compañía china para evitar este tipo de accidentes fatales se encuentran la prohibición a menores de 16 años, quienes no pueden tener una cuenta pública y por lo tanto sus videos no pueden compartirse fuera de sus contactos en TikTok. 

Hernán Navarro, presidente de Grooming Argentina.

Asimismo, la aplicación penaliza el bullying, la crueldad animal, los actos de violencia, la desnudez y la sexualización, con la intención de de proteger la sensibilidad de las personas.

Por su parte, el presidente de Grooming Argentina, Hernán Navarro, aseguró en una entrevista con el medio tucumano La Gaceta, que “la empresa elevó los estándares de seguridad para niños, niñas y adolescentes que habitan la plataforma, como todas las redes lo establecen a partir de los 13 años”.

“Desde el momento en que subimos un contenido a las redes sociales, automáticamente ese contenido ya es público, es de internet, deja de ser nuestro”, aclaró el especialista, quien explicó que lo importante es que los adultos acompañen e informen a los jóvenes sobre la importancia de cuidar nuestra identidad digital y proteger nuestros datos personales.

“Cuando un contenido se hace viral tracciona a gente desconocida que se involucra con tu perfil y aumenta las potenciales situaciones de vulnerabilidad”, adviritó.

TikTok, como otras redes sociales, baja de la web aquellos contenidos que no le parecen apropiados. Sin embargo, Navarro alertó que "existen los casos donde eso no se detecta y es ahí donde está el ojo de los usuarios para activar rápidamente las denuncias”.

Por último, Navarro no cree que las redes sociales son "peligrosas per se", sino que para él "son herramientas”. “Acá yo aplico la teoría del martillo, el martillo sirve para construir pero también podría servir para destruir. Lamentablemente la otra pandemia, que es la pandemia de la pedofilia, encontró en la tecnología un vehículo de contacto y proximidad como nunca antes, con lo cual tenemos que trabajar en la detección temprana, el acompañamiento y en la educación. Nos preocupa mucho lo que estamos viendo y sobre todo la soledad que vemos de niños y niñas en el mundo digital”, explicó.

La opinión de los propios tiktokers

Con respecto a las normas de seguridad y reglas de uso de TikTok, Laila Alí, una tiktoker tucumana relató: “una vez hice un video de humor como que me iba a tirar de la ventana y me lo bajaron”

En ese sentido, Laila relfexiónó que "como creador de contenido y tiktoker vos sos comunicador, todo lo que digas influencia a otros". "Capaz que te salen muchos chicos hegemónicos, lindos y que se matan en el gym pero no lo muestran. Entonces al que tiene bajo autoestima lo empeora”, contó.

Por su parte, Popi Daneri, actriz y tiktoker tucumana que tiene más de 300.000 seguidores, advirtió que “siempre está el hater que te recalca el error o te hace sentir mal", pero al mismo tiempo remarcó que "eso existe en todos lados, en todas las redes”