La joven que dio a luz en el baño de la estación Ramos Mejía del ferrocarril Sarmiento abandonó a su bebé en el Hospital Posadas, donde había sido derivada luego del complicado parto, según informaron las fuentes médicas del centro de salud.

La mujer, identificada como Mariana, tiene 23 años y vive en la localidad de Burzaco, en el partido de Almirante Brown. El lunes, cuando volvía en tren de visitar a su novio en el partido de La Matanza en González Catán, tuvo que suplicar que el transporte se detuviera en la estación de Ramos Mejía para poder poder bajar y parir. Luego de haber sufrido dolorosas contracciones, con la ayuda del personal ferroviario, el enfermero de la estación y efectivos de Gendarmería, trajo al mundo a un bebe de 2,374 kilos.

Inmediatamente luego del parto, que ocurrió alrededor de las 9.45, la mujer fue trasladada por una ambulancia al Hospital Posadas, donde los médicos recibieron a la mujer en "completo estado de abandono y sin higiene personal"

Sin embargo, al día siguiente la mujer se fue del lugar, dejando a su hijo y sus pertenencias en el centro de salud. "Cuando los médicos se dieron cuenta, intervino el servicio social y se hizo una exposición civil en la comisaría de El Palomar", explicaron desde el hospital.

Según las autoridades del nosocomio, el bebé continúa internado y en tratamiento por una sífilis congénita. Aún se espera una medida de abrigo para el niño, ya que a razón de que la joven siempre estuvo sola desde el acontecimiento, no se pudo contactar a ningún familiar.