Todo ocurrió cuando el perro ladró, 2 policías se bajaron de una camioneta Partner blanca, el dueño le dio la orden de que se callara, el can lo hizo y uno de los policías de la Brigada de la Comuna 4 (Cristian Benítez) sacó un arma y le disparó desde la vereda de enfrente, según relatan los testigos.

El dueño, junto a su novia y testigos intentaron acercarse al can que cayó cerca del cordón de la vereda para asistirlo y llevarlo al veterinario, pero los policías impidieron que se acerquen y llamaron a compañeros que llegaron en patrulleros y camionetas de la Policía de la Ciudad, cargaron al perro cerca de las 2 de la mañana y lo depositaron en el piso de un galpón de la Policía de la Ciudad de la Comuna 4. El perro agonizó varias horas y finalmente falleció.

En tanto, la denuncia fue realizada en la Fiscalía Sudeste Nº 40 de Maltrato Animal, a cargo del Fiscal Matías Michenzi. El Comisario de la 4 informó a los dueños y vecinos que el cadáver estaba en la Facultad de Ciencias Veterinarias para su autopsia y que el pasado lunes sería entregado a su dueño, pero hasta la fecha no fue restituido.

Por su parte, Claudia vecina y organizadora del reclamo expresó: “Hoy convocamos a un escrache para pedir justicia ante este hecho salvaje de violencia. La Policía está para hacer cumplir la ley, no para violarla como ocurrió en este caso, violaron la ley penal de protección animal 14.346, el culpable y sus cómplices deben ser juzgados. Quienes deben brindarnos seguridad nos ponen en peligro permanente”.