Mariela Dallocchio es gerenta de la cadena de gimnasios Megatlón. Cuando murió Chicha Mariani, una de las fundadoras de  Abuelas de Plaza de Mayo, tuiteó la noticia junto a la frase "Una menos" a modo de burla.

Eso causó una catarata de insultos y un repudio generalizado, que llegó hasta oídos de los propios dueños de la empresa quienes prometieron evaluar la situación y tomar medidas al respecto. Inmediatamente, la mujer suspendió su cuenta hasta ayer, en que la reabrió aunque de manera privada.

"Pido disculpas como persona pero fundamentalmente como madre y como argentina por mi comentario. Me avergüenza haberlo hecho sin pensar y me retracto absolutamente. Acompaño la memoria de las Abuelas que fueron separadas de sus seres queridos y continúan su búsqueda activa", escribió la mujer.

El mensaje con el que reabrió su cuenta.

Si bien la cadena de gimnasios se refirió a su escandaloso comentario y publicó un descargo en las redes sociales oficiales de la compañía, no se conoce si efectivamente fue sancionada.