Un grupo de delincuentes organizaron el robo a un registro del automotor de la ciudad bonaerense de Mar del Plata.Ya tenían todo planeado, la alarma estaba conectada a la electricidad, por lo que bastaría con cortar la luz y dejar que se consuma la batería.

 Los muchachos, cortaron la energía desde la calle y empezaron el paso uno. Pero cuando finalmente entraron a la oficina, se dieron cuenta de que no había dinero, por lo tanto se terminaron llevando apenas una calculadora.

El local está ubicado en la calle Catamarca al 2900 y tiene, además de la alarma, un sistema de seguridad de cámaras. Pero toda la estrategia, casi de película, hecha por los ladrones, fracasó rotundamente al no poder llevarse nada del lugar.

De acuerdo a la reconstrucción del caso, según publica el diario La Capital, el robo fue descubierto por una empleada del registro cuando llegó a la oficina a las 6 de la mañana para iniciar la jornada. La mujer, que fue quien dio aviso a la Policía e hizo la denuncia, relató que “(los asaltantes) revolvieron todo buscando plata, pero en los registros nunca queda plata”.

En los últimos años, se incorporó el pago por medios electrónicos, por lo que en la actualidad el 90% de las operaciones se hace de esa forma, y el dinero en efectivo que hay en el lugar se retira y se deposita en el banco. Cuando los empleados del registro llegaron a su lugar de trabajo, se fueron encontrando con la novedad de que todo estaba revuelto y las puertas, rotas. No pudieron tocar nada hasta que los efectivos de la Comisaría segunda, que es la que tiene jurisdicción en la zona, llegaron a la oficina y comenzaron las tareas de peritaje.

También concurrieron al lugar peritos de la Policía Científica, que trabajaron en busca de pruebas y pistas. Según trascendió, no hallaron huellas dactilares, por lo que se sospecha que los intrusos habrían utilizado guantes.

El robo fue el fin de semana y se estima que los delincuentes pudieron haber cortado la luz el sábado, esperar un día, que es lo que dura la batería de la alarma, y entrar al lugar el domingo.