Por Melanie Berardi
@MelBerardiOk

Entre ollas con guisos y poleta, organizaciones sociales reclamaron este jueves en pleno centro porteño por "un aumento salarial, creación de nuevos puestos de trabajo y la sanción de una Ley de Emergencia Alimentaria". "Estabamos en un escenario de crisis, pero luego de las elecciones estamos ante una catástrofe social", indicó a cronica.com.ar el vocero Esteban Marcioni desde Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional. 

Una pared oscura de efectivos de Policía de la Ciudad es lo que divide a los traseúntes y colectivos que circulan este mediodía en las avenidas 9 de Julio y Corrientes, frente al Obelisco.

Frente a los agentes están los integrantes de las organizaciones, que los miran fijo mientras custodian el objeto que visibilizará el reclamo de esa nueva jornada: las grandes ollas, llenas de guiso de arroz con pollo o poleta con salsa, que comienzan a vaciarse poco a poco.

Imágenes del operativo policial para el "Polentazo" (Jonatan Moreno/Crónica).

Si bien ese "Polentazo" comenzaría desde las 12 frente a la Secretaría de Trabajo, decidieron no interrumpir la reunión del Consejo del Salario, por lo que finalmente compartieron un "desayuno popular", en el cruce de las avenidas Belgrano y 9 de Julio; y luego el almuerzo de ollas populares en el Obelisco. 

Los grandes recipientes metálicos aparecen entre los militantes, quienes hacen rondas agarrados de las manos. La gente comienza a amontonarse con bandejas de plástico, pequeños bols o platos de cartón; y poco a poco, los delegados de cada organización comienzan a llenarlos con grandes cucharones.

Con el plato entre las manos y sus cubiertos descartables, comen al sol para resguardarse un poco del frío de este jueves. 

Una de las mujeres que participó de la jornada (Jonatan Moreno/Crónica).
Los platos de comida que ofrecieron en en el Obelisco. (Jonatan Moreno/Crónica)

Hay familias completas: mujeres con niños o bebés, hombres con su esposa, jóvenes con sus hermanos más chicos. Darío Meza Ayala, de 55 años, vino con su mujer desde Chacarita y logró sintetizar el reclamo en dos palabras: "vengo por trabajo y comida".

Meza Ayala contó a Crónica que está sin trabajo desde hace dos años y medio. Era albañil y también hizo trabajos de pintura pero desde entonces su "único recurso" es "salir a juntar cartones" para "sacar adelante" a sus dos hijos, explica con una bandejita con guiso entre sus manos. 

"Con este gobierno estamos hasta el cuello. No tengo ninguna ayuda. No podemos ni vender en la calle porque te corren del espacio público y te sacan las cosas. Básicamente vinieron a robarnos", señaló el hombre. 

A esto sumó que padece diabetes pero asistir al hospital es "casi una perdida de tiempo" porque "pueden tardar meses en atenderte". "Estamos con muchos problemas", lamentó.

Meza Ayala en diálogo con Crónica (Jonatan Moreno/Crónica).

Unos fuegos de estruendo estallan en el cielo mientras los bombos y banderas persisten en copar las inmediaciones del Obelisco. Según estimó a Crónica la delegada del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) Marianela Navarro, el "Polentazo" también tuvo lugar en "más de 20 provincias" bajo la consigna "la deuda es con el pueblo, no con el Fondo Monetario Internacional (FMI)".

La "megadevaluación y el golpe de mercado" de las últimas semanas, indicó la militante, "pulverizó" sus ingresos, que eran ya "muy pequeños". "Estamos ganando 7.500 pesos cuando la canasta básica es de 31 mil. Comenzamos a sufrir la remarcación de los precios y, en las próximas semanas, esperamos aumentos entre el 30 y 40% en productos de primera necesidad", ilustró con respecto a la situación que viven los sectores populares.

Por otro lado, denunció: "Las medidas anunciadas por el presidente Mauricio Macri son insuficientes y llegan tarde: hay 10% por ciento de desocupados en el país, 40% de trabajo precario y miles de despedidos de empresas privadas y el Estado. En las provincias del norte argentino, un 60% de la población es pobre".

Todo esto contribuye a que la discusión actual esté centrada por "el aumento del hambre y el Estado que mira para otro lado, permite que continúe el saqueo y un nivel de deuda descomunal", indicó Navarro.

"Estabamos en un escenario de crisis, pero luego de las elecciones estamos ante una catástrofe social porque hubo un disparo de los precios de los productos que hace que todo sea inalcanzable", contó Esteban Marcioni, vocero del Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional en diálogo con Crónica.

El precio de los productos "aumentó entre 15 y 20 pesos", estimó el militante a la vez que ilustró ese incremento: "Una garrafa de gas, fundamental para cocinar y calefaccionar un hogar, aumentó de 320 pesos a 460 pesos luego del domingo electoral, es decir un 50%"

Respecto a la medida de Macri para bajar en forma temporaria a cero del IVA hasta el 31 de diciembre sobre 14 rubros de alimentos que forman parte de la canasta básica alimentaria, Marcioni consideró que es "una aspirina frente a un hachazo" que les dieron "en la cabeza".

"Es una tomada de pelo del presidente. Ese decreto no tuvo impacto en los negocios y hasta hoy ningún negocio retrocedió a los precios a los previos a las elecciones. Son políticas que no van tener efecto en la contidianeidad de las personas", juzgó.

Esteban Marcioni (Jonatan Moreno/Crónica).

Por otro lado, señaló que el Presidente "no tiene credibilidad para gobernar" pero que deberá "cumplir con su mandato hasta el 10 de diciembre". "Si continúa con ese accionar de desoír lo que les pasa a los sectores populares, es un gobierno muy complicado para terminar su mandato, no por quienes estamos en la calle, no somos desestabilizadores. El mercado es el desestabilizador en este país", concluyó Marcioni.

Las ollas cada vez están más vacías y los militantes comienzan a repartir lo último que queda entre las bandejitas que no paran de aparecer. Algunos niños duermen luego del almuerzo, las mujeres permanecen sentadas y otras personas en situación de calle arrastran sus únicas pertenencias hacia otro lugar de la Ciudad.

Sin embargo, el reclamo ante una realidad cada vez más adversa continúa ahí, en sus rostros cansados y en las manos que extienden un plato: "vengo por trabajo y comida".

Bandejas vacías tras recibir una porción del "Polentazo". (Jonatan Moreno/Crónica)
La gente esperando su plato de comida. (Jonatan Moreno/Crónica).

Ver más productos

La Iglesia recuerda Nuestra Señora de los Dolores (Angustias)

La Iglesia recuerda Nuestra Señora de los Dolores (Angustias)

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos