Se trata del oficial Daniel Alejandro Gardella, que estaba acompañado por una mujer, tuvo una discusión con el recepcionista de un albergue transitorio de la Ciudad de Buenos Aires porque éste no le cedía una habitación sin cargo. 

Al recibir una respuesta negativa, el hombre se acercó a su auto, extrajo un correaje policial y comenzó a golpear el blindex de la entrada.

Ante esta situación, el empleado del hotel salió corriendo y pidió a gritos la ayuda de un uniformado que se encontraba en las cercanías del lugar, el cual solicitó el apoyo de móviles que se encontraban por la zona.

Para el momento que arribaron los policías, Gardella ya había ingresado a una de las habitaciones y al acercarse los agentes, éste comenzó a agredirlos, razón por la cual fue reducido y detenido.

Este hombre, que será juzgado por "atentado y resistencia a la autoridad", se encuentra afectado a tareas administrativas desde 2017 en la Oficina de Control de Desempeño Profesional.