La organización social Barrios de Pie realizó una olla popular de protesta frente a la sede del Banco Central de la República Argentina (BCRA), en el microcentro porteño, en rechazo a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional ( FMI) y como broche de lo que fue una mañana de protestas.

"Las decisiones en materia financiera tienen impacto de lleno en los sectores más humildes. El aumento de tasas y la devaluación del peso se van a traducir en enormes perjuicios, lo mismo que las tarifas. El FMI va a venir con una serie de medidas que van a impactar sobre los que viven de changas”, advirtió Daniel Menéndez, referente de Barrios de Pie, quien encabezaba la protesta en la calle Reconquista al 200.

 

En tanto, Menéndez consideró que este martes es un día “trágico”, al opinar sobre el vencimiento en esta jornada de 617.000 millones de pesos en Lebacs. "De esta situación se sale no con soberbia, ni encerrados en su propia mirada. (El Gobierno) tiene que tener la altura de llamar a los movimientos sociales, a la Iglesia, a las centrales obreras. Pero se ha enfrascado en generar enormes ganancias a los que tienen que renovar sus títulos de deuda”, planteó el referente de Barrios de Pie. 

La agrupación difundió además la denominada “Marcha Federal por Pan y Trabajo”, que se realizará desde el 28 de mayo hasta el 1 de junio próximo en reclamo de la declaración de la “emergencia alimentaria”, entre otras demandas. 

 

 

 

Mañana tensa

En las primeras horas del día, organizaciones del llamado Peronismo Revolucionario marcharon desde las avenidas Callao y Corrientes hasta el Obelisco. en rechazo a la política económica del Gobierno y un acuerdo con el FMI.

Bajo la consigna " FMI igual a hambre y entrega”, manifestantes encabezados por los dirigentes Jorge “Quito” Aragón (Corriente Martín Fierro) y Gastón Harispe (Movimiento Octubres) se concentraron alrededor de las 8 en la intersección de Callao y Corrientes, en una protesta que, durante un poco menos de una hora, afectó parcialmente la circulación del tránsito.

Luego, ante la presencia de efectivos policiales de la ciudad que ordenaron el desalojo, los manifestantes agrupados en Peronismo 26 de Julio, Octubres, Martín Fierro y Movimiento de Unidad Popular llevaron su protesta al Obelisco. Fueron escoltados por los efectivos y si bien hubo algunos empujones y enfrentamientos leves, la cuestión no pasó a mayores.
 

 

Fuente: Télam