Por Francisco Martirena
@Martirena74

Como consecuencia del paro que lleva adelante el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria ( Senasa), desde el pasado 24 de abril y hasta el próximo jueves a la medianoche está paralizado el comercio exterior de alimentos, ya que los ingenieros del organismo no asisten a la Aduana para realizar los controles obligatorios y los contenedores tanto de exportación como de importaciones se siguen incrementando.

La información fue revelada a BAE Negocios por el presidente de la Cámara de Exportadores de la Argentina (CERA), Enrique Mantilla, y por calificadas fuentes de la Cámara de Importadores de la Argentina (CIRA). Después de conocerse la efectivización de 213 cesantías en el Senasa durante los últimos días de abril, los trabajadores del órgano de control decidieron un paro que, de no mediar una conciliación obligatoria del Ministerio de Trabajo, seguirá hasta la medianoche del jueves.

El presidente de CERA aseguró a este medio que "en este momento y desde la semana pasada, no se pueden realizar exportaciones de alimentos porque no podemos acceder a la documentación del Senasa". Como la verificación sanitaria y fitosanitaria es de carácter obligatoria para exportar o importar alimentos de origen vegetal o animal, todos los contenedores están frenados y acumulados en la Aduana.

"No vamos a intervenir. Esperamos que el Ministerio de Trabajo dicte la conciliación obligatoria por 30 días y el Senasa lo puede pedir. No sabemos por qué el Gobierno aún no ha intervenido", señaló Mantilla. Y agregó que en esta coyuntura "el exportador tiene costos extras y no se cumple con el cliente".

El reclamo de los trabajadores del Senasa se produce porque desde finales del año pasado, se concretaron 543 despidos en el ente oficial, como sucede en otras dependencias del Estado.

Desde la entidad que agrupa a los importadores señalaron que "desde el día 24 de abril y durante toda la semana que viene, los ingenieros de Senasa que deben intervenir para la liberación de containers de las terminales se encuentran de paro. Hay casos muy variados que están afectados como enlatados de pescado, especias, fruta seca, orégano, coco rallado, perejil deshidratado. En consecuencia no podemos retirar los mismos, con gastos extraordinarios por su egreso fuera del plazo".