Por Francisco Martirena Auber
@martirena74

El mes de octubre arrancará una pequeña sonrisa en el gobierno, ya que por primera vez en el año las ventas de los hipermercados subirán (entre 1 y 2 %) respecto del año anterior, y los comercios de cercanía lo harán en porcentajes superiores de hasta el 5 %, aunque frente a una base comparativa muy baja.

Las ventas minoristas de los pequeños y medianos comercios crecieron 1,6 % en octubre frente a igual mes del año pasado, tras 21 meses consecutivos con caídas, indicó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa ( CAME). A esto se suma que, de acuerdo con varias consultas realizadas por este medio, las ventas en los supermercados chinos subieron entre 4 y 5 %, y en las cadenas del interior, del 3 al 5 %, informaron fuentes de las entidades CAS y Fasa.

En las grandes superficies comerciales señalaron a este diario que es el primer mes con números positivos en promedio, ya que las informaciones de septiembre que daban cuenta de un aumento, "apuntaban a un incremento en promedio, sumando los comercios de cercanía, mayoristas. El segmento de los híper siempre fue negativo".

En tanto, desde las cadenas provinciales dijeron que "estamos más o menos en los niveles de 2015, que no fue tan malo. El 2016 fue un desastre, en volumen. Se está recomponiendo de a poco".

Lenta reactivación

En este caso, CAME coincide en que pese a los avances, "la reactivación del consumo es muy lenta, especialmente si se tiene en cuenta que se compara contra un mes muy malo, como fue octubre del año pasado, cuando bajó 8,2 % la cantidad de ventas".

El dato de una base comparativa muy mala no puede pasar por alto ya que es el eje de análisis de todos los empresarios del retail, que mantienen dudas sobre el futuro de las ventas en lo que resta del año y ven que el consumo no está fuerte. Otro punto que genera dudas es que la producción del sector alimentario cayó 4,7 % en el mes de septiembre respecto de agosto, de acuerdo con el Indec.

Las cifras de producción industrial de septiembre reflejaron la fuerte caída en el consumo que se registró en el mes, con una retracción de 4,7 % en el sector de alimentos y bebidas.

Los datos surgen del Estimador Mensual de la Industria (EMI) que publicó el Indec, que cerró el mes con un crecimiento de 2,3 % respecto el mismo mes del año previo, una desaceleración en comparación con los tres meses anteriores.

Asimismo, para observar el comportamiento del mercado en este mes habrá que tener en cuenta los recientes aumentos de precios, de empresas dominantes como Coca-Cola, un 5 %, al igual que Unilever Food. Bimbo remarcará 8 %; Swift, 9 %; Quilmes (gaseosas), 5 %; Cepas (vinos), hasta 4 %, y La Virginia, hasta un 6 por ciento.