El tercer paro general de la Confederación General del Trabajo de la República Argentina ( CGT) en contra del Gobierno de Mauricio Macri, alcanzó este lunes un nivel de adhesión y contundencia verdaderamente significativos en todo el país, a diferencia de las dos huelgas anteriores, al tiempo que la central obrera exigió al Gobierno "sensibilidad" y en especial "respuestas" a sus demandas.