Lo que está pasando con los jubilados a nivel salud y económico es patético, inhumano, desgarrador, inconcebible. ¿Cómo es posible que una persona que trabajó durante toda su vida, que aportó a un sistema que estaba planificado desde una sociedad de la cual forma parte, no pueda satisfacer sus necesidades asistenciales?

Eso ocurre porque los que están al frente del PAMI no lo hacen y por eso los viejos se están muriendo en sus casas con diferentes enfermedades. Hace más de ocho meses que estamos sin atención ni control, nadie nos cuida. Señores, cuando uno es viejo la palabra "salud" significa medicamentos, alimentación, calefacción, ropa adecuada, compañía adecuada. Entonces, se están metiendo con la salud de más de cinco millones de personas, estamos asistiendo a algo que habría que calificarlo como un "genocidio".

Se habla del PAMI intervenido desde hace muchísimos años, sin que nadie se diera cuenta de que se está disponiendo de montos que no son fondos del Estado sino de los jubilados, porque el PAMI es eso. Sin embargo, se dispone de esos fondos sin que exista la participación de sus dueños en las decisiones.

Hay muchos que llegan para utilizarlos como cajas para recaudar fondos para ellos y la corona, para realizar las campañas políticas. Escuchar todas estas cosas es tan amargo, tan triste y tan penoso porque el PAMI es una institución que nos pertenece a todos los argentinos, que nos protege, nos alberga y cobija a nosotros, los viejos.

Pero ¿qué somos los viejos? ¿Somos muebles, estorbos, elementos que no sirven, que hay que destruir, matar y desproteger? ¡Cuántos de ustedes y nosotros hemos visto y vemos a muchos de nuestros pares, cubiertos de pobreza, de dolor, de ingratitud y de los golpes permanentes de la vida! Y ustedes hacen oídos sordos y solo vienen a despojarlo, saquearlo, porque no tienen la más mínima idea de cómo conducirlo.

Somos los viejos de la patria, a pesar de la pobreza, de los sueldos magros que cobramos mensualmente y de que deambulamos de un lugar a otro porque no estamos protegidos por nadie. Indudablemente que todo esto los debe hacer reflexionar a todos ustedes. Hay que desterrar la corrupción y sepultar para siempre los privilegios y de esa manera poder tener un PAMI al servicio de tantos argentinos que lo necesitan.

Funcionarios que no tienen la menor idea de lo que es el campo social, que creen que la felicidad pasa por el gozo del minuto de poder y que son los demoledores de instituciones caras a la sociedad. Porque son aquellos enamorados de las ruinas, porque son los que a la Nación les están dejando solamente los escombros de sus instituciones más humanitarias y más prestigiosas.

Basta ya, dejen de estar sacándose fotos en los despachos con pesudos personajes que dicen ser representantes de los jubilados y que son coreografías que ustedes mismos preparan para engañar a la gente. Pónganse de una vez por todas a gestionar que millones de jubilados se lo vamos a agradecer.

Jorge Dimuro de "La Voz del Jubilado".
amilcardimuro@hotmail.com.ar.

Ver más productos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Claves de Alberto Fernández

Claves de Alberto Fernández

Ver más productos