Por Florencia Golender
@flopa01

La escalada del dólar, el aumento de los costos fijos (energéticos, sobre todo) y la clásica expectativa del sector productivo, que acompaña a una inflación sin tregua, impactó fuertemente en los alimentos de todo el país, durante el primer trimestre del año. En el conurbano bonaerense, la magnitud del incremento de la canasta base es notoria y no hace más que profundizar la retracción general del consumo. Para los hogares, la carne y las verduras registraron las mayores alzas.

Así lo confirma el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi), que dirige Isaac Rudnik. En marzo, los rubros que más subieron son la carne (9,96%) y las frutas y verduras (8,27%), mientras que los productos de almacén sufrieron un alza del 6,15%.

En diálogo con Crónica, Rudnik aseguró que “el aumento de los precios de los alimentos es preocupante, ya que se mantiene sostenido en el tiempo y todo indica que la tendencia continuará”.

Los datos del relevamiento realizado en diferentes zonas de Gran Buenos Aires están en línea con los números que dio a conocer esta semana el Indec. Al publicar el último jueves su Índice de Precios al Consumidor, reveló que en marzo la inflación a nivel nacional fue del 2,3% con relación al mes anterior y acumuló el 6,7% en el primer trimestre.

“Lo que ocurre con los precios profundiza la caída del consumo -agrega Rudnik-. Para esta época del año se empiezan a sentir las mejoras salariales de los acuerdos paritarios, pero vemos que está sucediendo una nueva retracción”.

Si bien la mayoría de las negociaciones salariales de los trabajadores ya se cerró, recién se está cobrando la primera parte de los acuerdos, que rondan el 15%, es decir, que las primeras cuotas no superan (en general) el 5 o 6%. Esa mejora, según los resultados de la canasta de ISECPCi, no llega a cubrir el acumulado del rubro almacén, en el conurbano, que fue mayor al 6% en promedio. Más lejos aún quedan las verduras y la carne.

En los barrios

La Canasta Básica de Alimentos (CBA) del ISECPCi, es el resultado de una encuesta mensual que se realiza sobre los precios de 57 productos, en 420 negocios de 20 distritos del conurbano bonaerense. En marzo, los datos demostraron que “la tendencia de los precios sigue en alza”.

Algunos de los productos que tuvieron mayores incrementos son las naranjas (47%), los huevos (33%), el pescado (30%), el pollo (18%), el asado (12%) y el pan (20%).

“En el caso del pescado y las naranjas, ambos tienen un componente estacional. El primero, por Semana Santa, el segundo por el cambio de temporada”, explica el director de ICECPCi, aunque aclara que el precio del pescado “también se ve arrastrado por el resto de las carnes”.

En este sentido, “se estima que las carnes rojas seguirán aumentando, aunque en menor proporción al primer trimestre”. Ocurre que “con la devaluación de la moneda en los últimos meses, el precio del maíz, principal alimento de los pollos y del ganado porcino o bovino, subió estrepitosamente. Eso impacta en todas las cadenas productivas”, resume Rudnik.