Un jubilado de 74 años se despertó de la siesta, fue a prender su led y este explotó generando daños notables en su vivienda que quedó partida en dos. Se investiga si además del cortocircuito que hizo el televisor, hubo un escape de gas.

"No recuerda más nada porque quedó aturdido. Presumimos que había gas en el lugar y no se percató", señaló personal policial que acudió al lugar por el llamado de vecinos.

A pesar de la terrible situación, el hombre se encuentra en buen estado, consciente y con quemaduras leves, algo que resulta llamativo si uno ve como quedó destruido su hogar. 

Los Bomberos Zapadores realizaron las pericias y se esperan los resultados para determinar qué fue lo que realmente ocurrió, aunque todas las hipótesis indican que se trató de un accidente.