La desesperación y la angustia se profundizan en los seres queridos de Abigail Elsa Azula, de 17 años, con el pasar de las horas, puesto que la menor se retiró de su vivienda, en la localidad bonaerense de Zárate, en la mañana del miércoles y desde entonces no regresó. En consecuencia, la familia, junto a las autoridades policiales, inició una búsqueda en la que hallaron una campera en un predio, y posteriormente una vecina aseguró haberla visto en un tren rumbo a la ciudad de Buenos Aires, en compañía de su ex pareja.

Un testimonio que acentuó los temores de su madre, quien sospecha que esté privada de su libertad por parte del individuo, quien ya tiene antecedentes de violencia de género. A las 8.55 del último miércoles fue la última comunicación de Abigail con su mamá Rosa, para informarle que se dirigía a la Unidad de Primeros Auxilios más cercana, con el fin de solicitar un turno con el odontólogo.

Sin embargo, nunca llegó a destino, como le confirmaron desde el establecimiento sanitario a la progenitora horas después, preocupada por el demorado regreso de su hija a casa. Por lo tanto, radicó la denuncia policial por averiguación de paradero, desencadenando una búsqueda, mediante la cual se halló una campera de la adolescente en un terreno baldío, cercano al centro de salud, en la tarde del jueves pasado.

Por si fuera poco, en la mañana de este lunes  "una vecina vio a mi hija con este pibe, subiendo en la estación Río Luján -de la línea Mitre- que está tres estaciones después de Zárate. Cuando esta mujer los vio, él se puso muy nervioso", detalló la madre de Abigail. Bajo estas palabras, hizo referencia al ex novio de ésta, de 25 años, a quien conoció en una iglesia evangélica y mantuvo una relación amorosa durante tres meses.

Fueron las constantes agresiones la causa de la separación, sin embargo, "este chico la seguía acosando y hostigando. Por eso creo que quedaron en encontrarse para charlar y él la mantiene privada de su libertad". Por esta razón, Rosa reconoció que "mi hija no se fue por voluntad propia porque dejó todas sus cosas, ni siquiera se llevó plata. Por eso estoy desesperada porque esta persona no está bien y tengo miedo de que ella esté en peligro".