Lo impulsó el Equipo Judicial Especializado en Violencia Intrafamiliar y Sexual.
 

El ministerio de Justicia de la Nación presentó este miércoles un modelo de ley procesal que brinda apoyo a víctimas de violencia intrafamiliar, delitos sexuales y agiliza la resolución de procedimientos legales, informaron desde esa cartera. 

Se trata de un modelo de ley procesal, presentado este mediodía ante el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, por el Equipo Judicial Especializado en Violencia Intrafamiliar y Sexual, encabezado por la subsecretaria de Acceso a la Justicia, María Fernanda Rodríguez.

En ese marco, la funcionaria dijo que "el proyecto busca evitar la fragmentación del conflicto en este tipo de delitos".

De esta forma, con la aplicación del proyecto "no tendrías más un juez que atiende la parte civil y otro para la parte penal, sino uno solo que entiende un conflicto único", puntualizó la funcionaria.

A su vez, Rodríguez detalló que el modelo de ley procesal, pretende que los jueces abocados a éste tipo de delitos, trabajen en doble turno, "con el objetivo de invertir la pirámide de la organización clásica judicial".

"Habrán más jueces que empleados, necesitamos jueces tomando decisiones jurídicas fundadas para que la cosa fluya con mucha rapidez", agregó Fernández.

Además, la subsecretaria precisó que el proyecto no se presentará en el Congreso de la Nación, ya que "entendemos que es una competencia extraordinaria que le corresponde a las provincias".

"Si impulsamos ésta ley en el Congreso lo haríamos solamente para una competencia ordinaria que todavía no se ha transferido a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires", añade.

Así, la funcionaria explicó que el modelo de ley procesal se divide en tres instancias, comenzando por la protección integral de la víctima.

En la primera etapa, la víctima deberá constatar las lesiones sufridas, para elaborar un informe de riesgo y analizar qué tipo de contención necesita.

Posteriormente se pacta una entrevista con el juez asignado, que tendrá la facultad de tomar tres tipos de decisiones: la prohibición de acercamiento, fijar alimentos provisorios, o derivar la víctima a un refugio.

Luego se dará paso a las audiencias correspondientes, donde intervienen fiscales y defensores según el tipo de acción en curso con un colegio de jueces, para garantizar la disponibilidad de recursos del juez que dictará una sentencia.

Por último, Rodríguez señaló que la justicia "se encargará de controlar que la ejecución de la sentencia se cumpla".