Los presos que quieran utilizar un teléfono celular dentro de algún penal de la provincia de Buenos Aires mientras dure el aislamiento por el coronavirus, deberán registrarlo ante las autoridades carcelarias y tendrán que hacerse responsable de "todas las comunicaciones realizadas", según el protocolo que estableció desde el último martes el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Luego de que el martes el Tribunal de Casación penal bonaerense autorizara el uso de celulares a la totalidad de los detenidos en la provincia, el SPB realizó un protocolo de uso que se pondrá en práctica en cada una de las unidades carcelarias, con el objetivo de facilitar a los detenidos “el contacto con sus familiares y afectos, su desarrollo educativo y cultural y el acceso a información relativa a su situación procesal”. 

De acuerdo al documento, cada interno “que ingrese a cualquiera de las dependencias del SPB” deberá registrar “ante el personal a cargo de su recepción” el teléfono celular u otro dispositivo tecnológico del que disponga, a su nombre, “y deberá expresar que éste no es producto de la comisión de un ilícito”. 

El preso podrá utilizar el celular una vez que se encuentre alojado y “será responsable de todas las comunicaciones realizadas”. 

En tanto, las personas que ya se encuentras detenidas y que no cuenten con algún dispositivo pueden solicitarlo por escrito a familiares o allegados, quienes una vez tramitado el pedido podrán llevarlo a la dependencia del SPB que corresponda, y someterlo al mismo tipo de registro mencionado.

Según las condiciones de uso establecidas en el protocolo, las comunicaciones solo podrán realizarse “en los recintos de alojamiento”, “no podrán contar con memoria extraíble” y “en caso de situaciones que puedan afectar la seguridad del establecimiento”, las autoridades pueden solicitar “la interrupción de las comunicaciones”. 

Asimismo, “se encuentra prohibido el uso de redes sociales, con excepción de la aplicación WhatsApp” y en caso de que el interno haya sido condenado por delitos vinculados a ellas o por el uso de celulares, “la autoridad penitenciaria podrá inhabilitarle la cámara al dispositivo móvil del que resulte responsable o establecer condiciones de uso específicas para el caso en concreto”.

Los presos podrán comunicarse con sus familias.

Desde que se decretó la cuarentena, el viernes 20 de marzo, distintos jueces de la provincia habían autorizado el uso de celulares en dos unidades penales de Batan, en una de Barker, y el martes había salido una resolución en el mismo sentido para las cárceles de Saavedra y Bahía Blanca.

Luego, el Tribunal de Casación bonaerense emitió una resolución firmada por el vicepresidente del cuerpo, Víctor Violini, en la cual autorizaba el uso de los celulares en todos los penales mientras dure la cuarentena por el coronavirus.

Ver más productos

Vendé tus productos en Cronishop

Vendé tus productos en Cronishop

La biografía definitiva de Evita

La biografía definitiva de Evita

No aflojamos: protegete del Coronavirus

No aflojamos: protegete del Coronavirus

Protegete del Coronavirus: cómo hacer máscaras faciales

Protegete del Coronavirus: cómo hacer máscaras faciales

Crónicas de retórica: un libro indispensable para ayudar a otros

Crónicas de retórica: un libro indispensable para ayudar a otros

Kisse el libro de Marley para chicos y grandes

Kisse el libro de Marley para chicos y grandes

El Atlas de Camisetas

Los fanáticos del fútbol tienen un Atlas

Salí protegido: máscara facial protectora

Salí protegido: máscara facial protectora

Alberto Fernández: todo el mundo le atiende el teléfono

Alberto Fernández: todo el mundo le atiende el teléfono

¡Ayudá a los que más te necesitan!

¡Ayudá a los que más te necesitan!

Ver más productos