INSPECTORA. Ariana Munda, quien llevará adelante la investigación.

Por Matías Resano
mresano@cronica.com.ar

"Las autoridades no lo negaron" dejo en claro la mamá del alumno de segundo grado que fue burlado por una docente, tras orinarse encima, en la mañana de ayer, minutos antes de entrevistarse con una inspectora de la Dirección General de Escuelas, la cual tomó intervención del caso publicado por este diario. La representante del organismo educativo reveló que, además de tomar declaraciones al cuerpo docente implicado y a la progenitora del niño, impulsará el regreso de este al recinto escolar lo antes posible.

En el acceso principal de la escuela N° 27 Juan Manuel de Rosas, de la localidad bonaerense de Hurlingham, arribó Yésica, mamá del pequeño de 7 años que fue el blanco de bromas de mal gusto, iniciadas por una docente. La mujer mantuvo su postura firme de exigir "una disculpa pública, así como por micrófono lo trataron de ‘meado’ a mi hijo", haciendo referencia al lamentable episodio que padeció su nene, el pasado miércoles 27 de septiembre cuando una docente expresó, delante de centenares de estudiantes, que “pobre la señorita de segundo grado que tiene un meado”. En consecuencia, el resto de sus compañeros descargaron todas sus burlas hacia él, y desde entonces jamás regresó al establecimiento escolar. 

La trascendencia que cobró el suceso, mediante la publicación de ayer de Crónica, generó en primera instancia que la vicedirectora, Silvana Calvari, declarara públicamente que "estamos al tanto de lo que pasó y trabajaremos con la familia y la inspectora". A su vez, la directiva del recinto educativo desestimó que sea apartada de su cargo la maestra acusada por la mamá del niño. Posteriormente, se apersonó en las instalaciones del centro escolar la inspectora dela DGE, Ariana Munda, quien enfatizó que "voy a empezar una investigación, realizando entrevistas, para después emitir un criterio. Primero voy a hablar con la mamá".

Justamente, Yésica, se encontraba a su lado y le relató, sin obviar detalle, la desatinada burla destinada a su niño. Por lo tanto, Munda reiteró que "me gustaría abocarme a atender a la mamá para determinar la responsabilidad de los agentes escolares y de la Dirección General de Escuelas". No obstante, la representante del organismo contralor reconoció que las sanciones posibles en este caso oscilan entre un llamado de atención y un inicio de un pre sumario, a un cese de la licencia de docente.

En relación al futuro lectivo del pequeño, Munda remarcó que "empezaremos un plan de continuidad pedagógica para que no se interrumpa su regularidad escolar. Nos gustaría que el niño vuelva mañana a la escuela. Si su madre prefiere que continue unos días más en su casa, entonces prepararemos las actividades para que no pierda más días de clases".