Las pequeñas industrias registraron saldo positivo en general por primera vez en casi dos años. 

Por primera vez en 21 meses, la producción de las Pequeñas y Medianas Empresas Industriales creció. Según un registro de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, el incremento industrial fue del 0,6% en julio frente a igual mes del año pasado. De todas maneras, entre enero y julio de este año el sector acumula una baja de 2,2 por ciento.

El informe destacó que “la industria Pyme repuntó así después de 21 meses en baja y abre mejores expectativas sobre la posibilidad de finalizar el año en crecimiento”. En esa línea, el presidente de la CAME, Fabián Tarrío, evaluó además como un dato alentador que “el 61 por ciento de industrias relevadas dijo haber cerrado julio con rentabilidad positiva, la mayor proporción de firmas desde 2012”.

De todos modos, la entidad advirtió que “todavía hay mucha prudencia entre los empresarios”. Si bien el 39,2 por ciento de las empresas tuvo en julio un progreso anual, un 36,8 por ciento continuó cayendo, y el 24 por ciento se mantuvo sin cambios, con lo cual “la reactivación se va extendiendo pero muy lentamente dentro del universo de firmas”, analizó la CAME.

De acuerdo con el relevamiento, el 43 por ciento de los empresarios cree que hasta fin de año la producción de sus compañías aumentará, frente a un 10 por ciento que prevé un descenso, un 24 por ciento que espera que el nivel se mantenga y un 14 que está con incertidumbre. En tanto, la Encuesta Mensual Industrial realizada por CAME arrojó que de los 11 sectores sondeados, seis registraron subas de producción en julio en la comparación interanual y cinco evidenciaron una caída.

Por rubros

El informe indicó que los rubros que crecieron en julio fueron: Material de transporte (+4,5 por ciento); Alimentos y bebidas (+1 por ciento); Productos químicos (+2,2 por ciento); Productos de metal, maquinaria y equipo (+8,4 por ciento); Productos eléctrico- mecánicos e informática (+6,9 por ciento); y Maderas y Muebles (+0,5 por ciento).

En cambio, los sectores que retrajeron en julio su producción comparado con el mismo mes de 2016 fueron: Productos de caucho y plástico (-8,1 por ciento); Minerales no metálicos (-7,7 por ciento); Productos textiles y prendas de vestir (-4,3 por ciento); Papel, cartón, edición e impresión (-4,3 por ciento); y Calzado y Marroquinería (-0,8 por ciento).