Okupas se emitió por primera vez el 18 de octubre del 2000. Tuvo una sola temporada de once capítulos pero su contenido, abordaje de la marginalidad y sobre todo las grandes actuaciones, la convirtieron en una miniserie de culto. Este 20 de julio, tras 20 años de su estreno, aterrizará en Netflix. ¿Qué fue de la vida de “El Negro Pablo”, el dealer violento y vengativo, el más villano entre los villanos?.

El entrañable “malvado” fue encarnado por Dante Mastropierro quien a pesar de que en varias ocasiones reiteró que lo que mejor le sale como actor es “ser marginal”, la realidad es que junto a su pareja montó un comedor en las cercanías de La Boca llamado “Pancitas llenas”, desde donde estuvo ayudando en primera línea a los más damnificados por la pandemia.

Estuvimos todo el año poniéndole el pecho a las balas; de repente un montón de gente empezó a venir; nosotros teníamos el comedor para niños y algunos abuelos, pero después de la pandemia los niños no pudieron venir más, entonces empezaron a venir los papás de ellos. Hay que tirar un paquete más de fideos o un paquete más de arroz para el que lo necesite. Hay que darle un mano al que menos tiene”, señaló a La Nación.

Su recuerdo de Okupas

La serie fue producida por Ideas del Sur y dirigida por Bruno Stagnaro. Al año siguiente de su estreno ganó tres de los cuatro Martín Fierro a los que estuvo nominada y tras el éxito que tuvo en Canal 7, se repitió en Canal 9 y América.

El Negro Pablo fue el primer papel que tuvo Dante, pero asegura que no le costó porque en su vida diaria conoció a muchos como él. Incluso, en el casting, hizo llorar al otro actor que pensó que lo estaba amenazando en serio.

"Yo me crié con toda la vagancia, con todos los turros, ¿me entendés? Como El Negro Pablo había un millón. Y había más malos. Si tuviera que ser malo, sería más malo que El Negro Pablo. En un barrio marginal tenías que ser así como El Negro Pablo porque sino, no sobrevivís. Tenés dos caminos: o sos gil, o sos turro", explicaba a Infobae.

No tenía formación como actor, pero allí descubrió que era una habilidad que tenía innata. "En el programa a mí me decían “tenés que hacer esto y lo otro” y más o menos yo personificaba cómo podía hacerlo. Cosas como Okupas en mi barrio las viví mil veces y he visto cosas peores pero, obvio, no lo podés poner en la serie. No me preparaba, era como algo que me salía de adentro", recordó.

Su vida después de Okupas

Más allá del éxito del programa, asegura que no le cambió la economía pero sí en descubrir su faceta como actor.  Hizo un pequeño papel en Botineras y luego rechazó ser parte de Tumberos. Si bien ahora divide su tiempo entre el comedor y su trabajo en INDEC, no ha dejado de lado la actuación.

Estuve con Miguel Bou; hicimos “Te la vamos a dar” cuando estábamos en pandemia; después hicimos “El camino de la rata”, y “La reina del arroz con pollo”. Ahora estamos con una propuesta, vamos a hacer Brutos animales, pero estamos esperando un poco que se calme esto. Es una película que va a ser bastante picante, va a estar buena. No te la cuento para que después la miren. Va a haber alguna sorpresa más que no se puede decir”, sentenció.

Así fue la vida de Dante Matropierro