Una indignante situación se vivió en la provincia de San Juan, donde la madre de un nene de seis años con autismo y discapacidad cognitiva motora del 85 por ciento dio a conocer un repudiable mensaje que recibió por WhatsApp de otra mamá de un colegio donde lleva a su hijo. En el texto le pide que no deje a su hijo juntarse con su hija, lo que desató polémica en la comunidad educativa.

Gina Vicentela contó que su hijo Mariano asiste la escuela Provincia de Neuquén en la localidad de San Martín, provincia de San Juan desde jardín de infantes y que nunca sufrió discriminación por su discapacidad, hasta hoy. "Es un nene muy tímido y dulce que se hace querer muy rápido. Así que los docentes y compañeros lo quieren mucho", dijo la mujer.

Sin embargo, Gina recibió recientemente un mensaje por parte de la mamá de una compañera de Mariano, en la que le pide que el niño se aleje y no se junte con la pequeña. "Me cuenta mi hija que tu hijo es discapacitado. Que no sabe hablar y tampoco hace nada en la escuela. Y que tiene algo en las piernas", inicia el indignante texto.

A continuación, la mujer le exige la prohibición de amistad y lo discrimina por su autismo: "¿Por qué no lo mandás a otro lado? ¿Escuela especial o algo así? Acá lo único que hace es atrasar a los chicos sanos. Además, no me gusta mucho la idea de que esté en contacto con mi hija".

Gina Vicentela decidió compartir el mensaje en las redes sociales para visibilizar el caso de discriminación y contó que, minutos después, fue bloqueada, por lo que no sabe quién es la mujer que se lo envió.

"En la escuela todo está perfecto. La seño de Mariano siempre se las ingenia para dar clase a todos y para darle a él alguna tarea acorde a sus capacidades. Los compañeros lo quieren mucho. Mariano es intocable para ellos", relató la mamá del chico sanjuanino que fue discriminado.

Pese al ataque, la mujer confirmó que no cambiará de colegio a su hijo e hizo un llamado a la tolerancia. Tras contar el caso en las redes, muchos usuarios la alentaron y le brindaron su apoyo.

Lo positivo de toda esta dolorosa historia es que Gina pudo contar y visibilizar el problema que complica la educación de su hijo en estos momentos: "Todavía no consigo una docente auxiliar integrador. Desde diciembre de 2017 que estoy en la búsqueda. Lamentablemente, sin esa persona que trabaje de una manera diferencial no hay muchos avances. Él lo necesita sí o sí".

La mujer resaltó que no es la primera vez que recibe un mensaje de este tipo, pero esta vez decidió hacer público el caso para que, de una manera u otra, las barreras que impone la sociedad a las personas con algún tipo de discapacidad, se derriben.