La concurrida función de gala, celebrada en la noche del sábado en el Teatro Avenida, fue la antesala a las importantes festividades por el Día de Galicia y del apóstol Santiago del próximo 25. "Tenemos la ilusión de retomar estas fiestas tradicionales y queremos que la comunidad nos acompañe en este día más que importante para nosotros", destacó a Crónica el presidente electo del Centro Gallego de Buenos Aires, Ramón Suárez.

Cada 25 de julio, la comunidad gallega en Buenos Aires celebra el Día de Galicia, en simultáneo con la festividad por el santo patrono de esa región, el apóstol Santiago "El Mayor", una figura que "no sólo cambió la vida de Compostela y de los gallegos, sino de toda Europa".

Si bien los festejos locales contarán con la participación de distintas instituciones, el Centro Galicia realizará el jueves 25 de julio su propio festival artístico a a las 19.45 en el importante teatro, situado en Moreno 2176, en la Ciudad de Buenos Aires, que lleva el nombre del dirigente galleguista Alfonso Rodríguez Castelao.

Con entrada libre y gratuita, la velada contará con la presentación de Santiago Molina, quien interpretará temas de su último disco "Historias"; y la actuación de la Fundación Xeito Novo, con su música y cuadros de danza tradicionales. 

"En Argentina, celebran mucho este día con festejos muy diversificados. Desde el Centro, estamos con la ilusión de retomar la tradición de celebrar el Día de Galicia y el apóstol Santiago, porque no lo hacemos desde hace dos años. Queremos que la comunidad nos acompañe en este día tan importante", invitó Suárez.

Suárez adelantó detalles sobre la fiesta del Día de Galicia (Nahuel Ventura/Crónica).

Santiago, ¿mata moros?

La iconografía del apóstol montado en un caballo blanco y con una espada, amenazante, sobre los "moros" es una de las imágenes más importantes de la tradición católica. "Santiago 'matamoros' nunca mató moros ni siquiera convivió con ellos", reveló Suárez. ¿Cómo nació la leyenda?

En el siglo VIII, los mulsumanes (o también conocidos como "los moros") conquistaron el sur de España con intención de extenderse hacia el norte y, desde allí, hacia el resto del continente europeo. Un siglo más tarde, aparecieron "las reliquias del apóstol Santiago" en la capital galleguista, que se convirtió en "el freno al impetú que traían los musulmanes", explicó Suárez.  

De ese modo, el apóstol pasó a ser el patrón de los ejércitos españoles al tratarse de la figura y estandarte con que combatían a los musulmanes y pasó a ser un simbólo destacado tras su expulsión de España.

"Santiago fue decapitado en el año 44 después de Cristo. Los mulsumanes llegan a España  en el Siglo VIII, o sea siete siglos después, así que el apóstol nunca pudo matar un moro ni convivió con ellos, pero es una figura importantisíma como ídolo para alentar a los ejércitos en la Reconquista", relató el presidente del Centro Gallego

Una de las figuras de Santiago "matamoros" en la Cátedral de Compostela.

La Cátedral de Compostela, donde están sepultados los restos de Santiago, es uno de los centros de perigrinación cristiana más importantes del mundo. "El camino de Santiago enriqueció a Europa por el entrecruzamiento de las distintas culturas que hacían el recorrido hacia Compostela. Además sirvió de impulso para la ciencia, ya que mucha gente investigó para curar las enfermedades que los peregrinos de los distintos países contagiaban entre ello; y permitió la construcción de hospitales y hoteles para atender a las personas", enumeró Suárez.

Es por estos motivos que la figura de Santiago es celebrada, no sólo por su "intercepción" ante la presencia de los musulmanes sino como un simbólo de crecimiento de la cultura europea.

Cultura y tradición

La comunidad gallega tiene "una trascendencia extraordinaria" en Buenos Aires, destacó Suárez, debido a su "reconocida presencia histórica desde el Virreinato". Además ostenta "una importancia económica destacable" por la presencia de referentes gallegos en amplios sectores productivos y empresariales como los medios de comunicación, la gastronomía, la hotelería, la moda, el arte y los transportes. "No hay rubro donde no haya presencia gallega", subrayó. 

Por este motivo, la difusión cultural y el patrimonio histórico de esta comunidad es uno de los principales objetivos que persiguen las distintas instituciones galleguistas en Buenos Aires. En el caso del Centro Galicia, cuenta con una importante pinacoteca, donde hay obras donadas por grandes artistas gallegos exiliados en Buenos Aires; una biblioteca; un teatro y una sala de exposiciones.

 "No hay rubro donde no haya presencia gallega", destacó Suárez en referencia a la importancia de esa cultura en el país.

Otro sitio importante para la preservación del legado es el Instituto Argentino Gallego Santiago Apóstol, donde los niños de los niveles inicial, primario y secundario aprenden la lengua de sus ancestros, sus costumbres y manifestaciones culturales. 

"Me emociona mucho ver chicos de otras culturas que cantan el himno gallego. Este colegio es un legado en reconomiento al país, que nos dio educación gratuita y muy buena. Era una obligación moral de ese colectivo que fue recibido con los brazos abiertos, dejar algo tan importante como ese intituto educativo", destacó.

Ver más productos

San Nicolás Bari, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Nicolás de Bari

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos