La proporción de inscriptos en las colonias tecnológicas resulta claramente dispar entre niñas y niños. En efecto, la relación es, en promedio, de un 75 por ciento de varones frente a un 25 de mujeres. En Educabot, por ejemplo, de los 120 inscriptos en la primera quincena, la proporción de niños y niñas es de un 80% contra un 20%.

En el caso de Tecnokids, si bien la diferencia es amplia es un poco menor y las niñas ocupan cerca de un 30 por ciento de la matrícula.

El primer año de Tecnokids tuvimos entre un 10% y un 15% de alumnas mujeres, el segundo aumentó a un 20% y este último año ya llegó al 30/32%. El crecimiento se debe a las medidas que encaramos para que las chicas se acerquen más. Hace un tiempo se nos ocurrió armar un curso exclusivo para mujeres, pero fueron ellas precisamente las que nos pidieron que fuera mixto. Eso nos ayudó a redirigir las acciones en colegios e instituciones educativas, no desde la segmentación sino para contarles a las nenas de qué se trata la propuesta y para que conozcan un poco más sobre las mujeres que trabajan en el área tecnológica y se destacan, para despertar su interés e incentivarlas”, explican desde la institución. 

Lo cierto es que, la proporción de niñas inscriptas guarda correlación al número de mujeres adultas que optan por carreras de programación. En ese sentido, y de acuerdo con un estudio realizado por la ONG Chicas en Tecnología, del total de inscriptos los varones representan el 83,98 por ciento de la matrícula. El resto, corresponde a las mujeres.