Al día de la fecha, el Ejecutivo resolvió, en su rol de árbitro, el cierre de la paritaria de los gremios mayoritarios. Metalúrgicos, comercio, estatales, camioneros, construcción, son algunos de los rubros que ya pasaron por la secretaría de Trabajo para firmar parte de su nuevo convenio, teniendo en cuenta la cláusula de revisión en la mayoría. Sin embargo, los sindicatos piden -al igual que Miguel Acevedo, titular de la UIA- la reapertura de las negociaciones.

En Trabajo aseguran que "estamos siguiendo de cerca la situación de cada sector junto a sus representantes. Una vez que las variables de la economía encuentren un punto de equilibrio se evaluará el escenario de actividad".

"Vamos a reclamar bonos, pero no solo para trabajadores estatales, sino para los privados también", apuntó este martes Omar Maturano (La Fraternidad) en diálogo con radio El Destape. Asimismo destacó que, en las reuniones con Alberto Fernández, "respecto a la reforma laboral nos dijo que no habrá una. En tanto a la reforma previsional, dijo que de existir será mejor para los jubilados".

El sindicato de textiles fue otro de los que pegó el grito en el cielo en cuanto a las negociaciones. "Vamos a tener que conversar con la cámara sobre este tema, para no quedar desfasados", señalaron. Del otro lado, en Trabajo aseguran que "estamos siguiendo de cerca la situación de cada sector junto a sus representantes. Una vez que las variables de la economía encuentren un punto de equilibrio se evaluará el escenario de actividad".

En comunicación con Crónica, Ariel Aguilar -presidente de la Cámara Industrial de Manufacturas del Cuero- resumió que "el problema no es la paritaria" y mencionó como "daño estructural" cuatro puntos a corregir: tasas, importaciones, consumo y tarifas. "Lo primero que tiene que hacer el próximo gobierno es dinamizar el consumo interno. Y solas las pymes no llegamos, para eso necesitamos del Estado", dijo el también vicepresidente de la Cgera.

"Hay que ir al pacto social", manifestó Aguilar, quien agregó, como dato no menor, que "en la actualidad el uso de las máquinas es de un 50%, pero la inversión ya se hizo. Lo que hay son maquinarias apagadas, no destruidas". "Las cámaras de Cgera -agregó- discuten paritarias porque son signatarias de convenio".

En ese sentido, para Aguilar "es fundamental que en la etapa que viene se aumente el salario".Cabe destacar que, según la AFIP, en los últimos tres años cerraron más de 20.000 pymes, número que se agiganta si se tiene en cuenta aquellas que pasaron a la precarización.