El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, admitió que se registró un aumento en la circulación de vehículos en los accesos a la Capital Federal pero que no se observa la presencia de turistas, al recorrer los controles que realiza la policía provincial para evitar que se produzcan desplazamientos de gente hacia la costa atlántica y los countries del conurbano para pasar el fin de Semana Santa.

Berni aseguró que en el control que se llevaba a cabo sobre la autopista Panamericana, en el norte del conurbano, habían sido secuestrados unos 20 vehículos, cuyos conductores no pudieron justificar los motivos por los que se hallaban circulando en medio del aislamiento social decretado por el Gobierno Nacional.

"Vamos a ejercer presión sobre quienes intentan en esta Semana Santa irse de la ciudad al country, vamos a ejercer mucho control, a partir de hoy, evitar el éxodo de Capital a provincia de Buenos Aires", advirtió el ministro más temprano en declaraciones al canal América.

Controles estrictos

El funcionario provincial precisó que "se están controlando en las rutas, peajes, y en los ingresos a las ciudades balnearias más importantes". Más tarde, durante su recorrida por los controles policiales, el titular de la cartera de Seguridad provincial dijo que a la cuarentena "hay que ajustarla un poco más".

"Hay mucho tránsito pero la gran parte son los servicios esenciales que vuelven de trabajar y tienen autorización, muy pocos circulan sin permiso", dijo Berni, tras lo cual explicó que, a su criterio, no había "afluente muy fuerte de turistas".

Luego, el ministro apeló a la "conciencia de cada uno de los ciudadanos que tienen que entender que es una situación excepcional, que nadie quiere pero necesaria. Estamos a muy poco de lograr los objetivos sanitarios y no hay que aflojar".

Berni calificó de "estéril" la discusión "entre economía y salud" y dijo que para "salvar la economía, hay que profundizar la cuarentena, puesto que donde no se respetó la cuarentena hoy tienen la economía destrozada y paralizada".

Graficó a la pandemia de coronavirus con un ejemplo bélico al decir que "esto fue Pearl Harbour, nos tiraron una bomba biológica sin declaración de guerra". "Desde lo táctico tenemos mucho que perder, el mejor posicionado es el enemigo (el coronavirus), pero nosotros tenemos la estrategia, si no le damos el cuerpo humano se queda (el coronavirus) sin reserva. La cuarentena se basa en cortarle la reserva al virus", destacó.