La grúa que cayó y destruyó el techo de una vivienda en el barrio porteño de Mataderos, dejando un saldo de cuatro operarios heridos, fue retirada este domingo y colocada en "posición normal", mientras que la casa quedó con "riesgo estructural" en el segundo piso, informaron fuentes de la Policía de la Ciudad.

Cuatro grúas junto a personal de bomberos y la Guardia de Auxilio lograron retirar el vehículo que cayó el viernes sobre la casa ubicada en Saladillo al 1600, cuando intentaba ubicar una pileta de natación en el jardín trasero. Tras una inspección ocular, arquitectos de la Guarda de Auxilio comprobaron que hay "riesgo estructural" en la segunda planta, por lo que se evaluará en los próximos días cómo reconstruirla.

En tanto, las casas linderas "no sufrieron daños", ya que "sólo fueron afectadas las medianeras", precisaron las fuentes, por lo que los vecinos regresaron a sus casas luego de que ayer se decidiera evacuar la zona y cortar la luz en la cuadra para retirar la grúa.

Por su parte, los cuatro operarios heridos están evolucionando positivamente y no tienen heridas de gravedad.