Los huesos hallados por el obrero fueron analizados por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y el juez federal  Daniel Rafecas confirmó la identidad de los restos hallados en el Hospital Posadas.

Se trata de Jorge Roitman, desaparecido desde el 2 de diciembre de 1976 cuando un grupo de tareas lo secuestró y lo llevó al Chalet que funcionaba como centro clandestino en mismo lugar donde él trabajaba.

"En marzo comienza el juicio por la muerte de Roitman que encontramos probada aún sin el cuerpo. El hallazgo de sus restos confirma paso a paso todo lo que concluimos", dijo el juez Rafecas.

Uno de los acusados es Luis Muiña, a quien la Corte Suprema había otorgado el beneficio del 2x1 en mayo pasado, medida que luego fue revertida. También será juzgado por el asesinato de un empleado del hospital, Jacobo Chester.

El 8 de noviembre pasado, un obrero que estaba a cargo de cavar una zanja, por donde pasaría un caño de desagüe en el predio del hospital encontró huesos.

El hallazgo quedó en manos del Juzgado Federal número 3, a cargo de Daniel Rafecas, donde tramita la investigación por los crímenes de lesa humanidad cometidos por el Primer Cuerpo del Ejército durante la última dictadura cívico militar.

"Ahora el juicio tiene otra connotación", evaluó Rafecas, quien amplió el proceso contra Muiña que había sido condenado a 13 años de prisión y en contra de Argentino Ríos, otro integrante de la patota de policías exonerados, denominada Swat, que había actuado dentro del Posadas.