Una maestra de tercer grado de la escuela primaria pública número 22 de la localidad bonaerense de Quilmes denunció que fue amenazada por el padre de un alumno, y que luego dos hombres la interceptaron con un vehículo en la calle, le pegaron en la cara y se fugaron.

Los padres de alumnos de tercer grado se manifestaron a las 10.30 frente al establecimiento educativo, con domicilio en la calle República del Líbano número 426, esquina Saenz Peña, en apoyo a una docente que denunció haber sido amenaza por un padre y agredida físicamente por dos hombres en la calle dos días después (hechos que la misma vincula).

Los padres declararon que el padre agresor, apodado Jerónimo, amenazaba continuamente a la docente vía telefónica desde hacía "meses".

El hecho ocurrió el miércoles, luego de que finalizara la jornada escolar. Luego de golpearla en la cara y el abdomen, y de provocarle una fisura en la costalla, uno de los agresores le habría dicho: “La próxima te vamos a sacar las vísceras. Dejate de joder".

El Jefe inspector de la región 4, Claudio Roselli, se encontraba en el establecimiento para verificar los hechos y dialogar con los directivos, mientras confirmó que las clases se desarrollaban normalmente.
"Comenzamos a verificar las actuaciones del equipo directivo y confirmamos que cuidaron y acompañaron a la docente y a los chicos. Cuando la maestra denuncio el espisodio violento en la calle, la directora fue al hospital y ratifico su denuncia", declaró.

La maestra Cintia Soledad, de 34 años, radicó la denuncia por amenazas hace dos días en la comisaría número 3 de esa localidad, donde detalla que el padre de un alumno se presentó en la escuela donde da clases y la amenazó frente a los demás compañeros de su hijo para luego retirarlo de la escuela.

Según fuentes policiales, el hombre dijo: "Vos señorita Cintia y a todos los que están acá adentro les voy a cortar la cabeza, incluyendo al profesor de computación" y declaró que "todos los que quieran pasar sobre su hijo, lo vamos a arreglar mano a mano".

Soledad relató -en su denuncia- que dos días despues fue interceptada por un vehículo color negro, estima que de marca Volkswagen, en la calle Bomberos Sánchez y Vicente López, por dos sujetos que le cruzaron el auto y le propinaron golpes en el rostro, para luego darse a la fuga.

Luego, un vecino avisó al 911 y personal de una ambulancia la trasladó al hospital Isidro Iriarte, donde fue asistida de inmediato y a través de realización de placas en la parte facial determinaron que no presentó fracturas (solamente algunas leves).

El caso fue caratulado con el delito de "amenazas, seguida de lesiones", a cargo de la Unidad fiscal de investigación número 11 de la localidad de Quilmes.

"Me re cagaron a palos": el desgarrador audio de la maestra agredida

 

 

Fuente: Télam