El abogado del endoscopista que operó a Débora Pérez Volpin antes de su muerte aseguró que la periodista y legisladora porteña “estaba en condiciones de hacerse” la intervención.

El abogado Isaac Churba precisó que todavía no han “tenido acceso a la causa”, por lo que desconoce “si hubieron lesiones anteriores” a la operación.

“En el momento en el que se produjo el deceso, mi defendido y el director médico de la Clínica (La Trinidad) bajaron a hablar con la familia, tuvieron contacto con ellos y por lo menos e. doctor se quedó hasta última hora explicando paso por paso cómo se llevó el procedimiento”, resaltó.

En este sentido, el abogado aclaró que “obviamente” Pérez Volpin “no estaba sana porque sino no la hubieran dejado internada”.

“La paciente entra el día anterior a la endoscopia con u. cuadro de dolor abdominal, los estudios muestran alteraciones . eso lleva a que se realicen más estudios por imagen. Luego se l. pide una endoscopia para el día siguiente”, relató.

Además, el letrado recordó que su defendido “no está imputado porque no se ha comprobado todavía ningún delito”, pero que se presentó ante la Justicia y está a derecho.

Por otra parte, Churba señaló que no hay video de la intervención porque el médico “debe salir de urgencia” ante la complicación de la paciente y “no se detiene a sacar imágenes”.

“En el momento en el que llega al órgano que querían estudiar se produce la descompensación e inmediatamente sale par. que comiencen las tareas de reanimación”, detalló.

Finalmente, Churba remarcó que “hasta el momento no está determinadas las causas de la muerte” y lamentó la “gran cantidad de conjeturas” que se hicieron al respecto.