Por Matías Resano 
mresano@cronica.com.ar 

En Caseros, la solidaridad es el motor y el valor que impulsa a muchos a colaborar con aquellos que menos tienen, y a estos a ser agradecidos, e incluso retribuir dicha acción, con más ayuda. Con ese objetivo se lleva a cabo un perchero comunitario, en forma mensual, y al cual concurren un centenar de personas, con diferentes experiencias y penurias, para poder llevarse un abrigo donado por otros.

Un intercambio basado en la compasión y la conciencia de las necesidades del prójimo, el cual se acentuó notablemente en los últimos tiempos debido a la profunda crisis que atraviesa el país. En la calle Tres de Febrero 4098, de la mencionada localidad, en las instalaciones de la Iglesia Evangélica "Hermosa Presencia de Dios", Liliana Fernández y Julio Gulotto pusieron en marcha la iniciativa de poner a disposición las prendas de vestir que pueden sobrar en cualquier vivienda familiar.

La admirable propuesta se realiza el primer sábado de cada mes, de 9 a 13. 

Los destinatarios de las mismas son aquellas personas en situación de calle o cuyos ingresos no son suficientes para adquirir una vestimenta. En este sentido, Liliana señaló a Crónica "que empezamos con cinco bolsitas de ropa que nos sobraba, fue durante unas pascuas. Es un sentir, el de dar al otro y con esa idea de ayudar nació este perchero comunitario".

La admirable propuesta se realiza el primer sábado de cada mes, de 9 a 13, un espacio de tiempo suficiente para que acudan más de cien personas, sí, un centenar de carenciados en pocas horas. Respecto de esta cada vez más manifiesta urgencia de ayuda, la solidaria mujer expresó que "hoy en día es terrible la cantidad de gente que vino. Por eso lo seguimos llevando adelante porque hay muchas carencias, sobre todo niños, la gente se lleva mucha ropa de niños".

A su vez, Fernández remarcó que "el incremento y la profundización de las necesidad se cristaliza en el número de gente que dona, que es cada vez mayor porque ven que hay otra que sufre, que ni siquiera tienen un abrigo para poder sobrellevar el frío. Nos sorprende y nos alegra que haya corazones que quieren ayudar a otro".

El intercambio es gratuito, y consta de prendas en perfecto estado, listas para su uso, y ello fomenta, por un lado, el esfuerzo de los colaboradores en entregar sus sobrantes de ropa en buenas condiciones, como asimismo a que los beneficiarios valoren ese accionar solidario.

Es por esta razón que Julio detalló que "la gente se acerca, algunos traen ropa, y se llevan otra. Pero hay quienes no traen y se llevan, o que incluso la misma ropa que se llevan, luego la vuelven a traer, pasado un tiempo". Al mismo tiempo, Liliana aclaró que "ese tipo de personas sienten la necesidad de pagar, entonces como nosotros les decimos que no les cobramos, se ven impulsados a devolver y traer ropa de su casa. Es también una manera de retribuir esa ayuda y de hacer ellos también algo por la sociedad en que viven".

En tanto, los mentores del perchero comunitario reconocieron que "es un doble sentimiento, porque por un lado uno se siente útil, pero por el otro no tendría que existir. Vemos un comedor y un merendero y nos duele, vamos a seguir ayudando, aunque ojalá llegue un momento en el que no sea más necesario esto que hacemos".

En cada jornada benéfica, además de ropa, se entregan coches para bebés, o herramientas e insumos para reparar electrodomésticos. Cada evento se difunde en las redes sociales o mediante afiches callejeros, en la zona y aledaños. No obstante, toda donación o colaboración puede brindarse acercándose a Tres de Febrero 4098, o llamando al 15-6889-5832.

Ver más productos

San Gabriel de la Dolorosa, en el recuerdo de la Iglesia católica.

La Iglesia recuerda a San Gabriel de la Dolorosa

La Vengadora, de Florencia Canale, su último libro.

"Me veo tomada por las historias que escribo"

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El ex ministro de Economía y candidato presidencial, Roberto Lavagna (Nahuel Ventura/Crónica).

¿Roberto Lavagna se suma al gobierno de Alberto Fernández?

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

El cáliz de la unidad quedará en la Basílica de Luján

Ver más productos