Lo anunciaron en la primera reunión del Observatorio Socioambiental provincial.

El subsecretario de Salud de La Pampa, Jorge Abrego, manifestó este miércoles que "hay un riesgo altísimo en la población" de Santa Rosa, que está "en el límite entre el alerta y el brote epidémico" como consecuencia de los desbordes cloacales, tras encabezar la primera reunión del Observatorio Socioambiental provincial.

Autoridades de Salud Pública, Ambiente y del municipio capitalino participaron del encuentro, en el que analizaron los efectos de la emergencia sanitaria del sistema de agua potable y cloacas de la ciudad. 

Abrego consideró "fundamental la información para poner mayor énfasis en sectores afectados gravemente", ante "una situación de desbordes que viene perjudicando de manera permanente a la ciudad".

"Hay un riesgo altísimo en la población, la gran cantidad de casos de diarrea nos marca información precisa, por lo que estamos entre el límite del alerta y el brote epidémico, ya tuvimos un caso de síndrome urético hemolítico y no queremos llegar tarde", advirtió.

El funcionario provincial afirmó que "la intención es actuar antes de tener una epidemia mucho más severa" y que la reunión de este miércoles apuntó a "tomar medidas en conjunto". 

La capital pampeana se encuentra actualmente en emergencia sanitaria, declarada por el Concejo Deliberante local y la Cámara de Diputados de la provincia, que la prorrogó recientemente hasta fines de 2019.

Según un informe de Salud,  "desde principio de año y hasta el 10 de noviembre se notificaron 4.309 casos" de diarreas agudas en la ciudad, principalmente "en menores de 4 años (799), en el grupo de 5 a 9 años (595) y en los de 15 a 24 años (558)". 

También registraron 46 casos de diarreas sanguinolentas, la mayor proporción en el grupo de 5 a 9 años (11) y en mujeres (54%).