Por Matías Resano 
mresano@cronica.com.ar 

Por una sordera bilateral profunda, Santino, de 14 años, necesita disponer de un mecanismo asistencial, para realizar sus actividades escolares en el Instituto del club Vélez Sársfield. Justamente en las instalaciones de la entidad de Liniers, el adolescente perdió parte de su equipo y la restante le fue sustraída durante un hecho delictivo en la vía pública.

Por esta razón, el joven requiere con urgencia de una acción solidaria vinculada al reintegro de los audífonos, por parte de quien los haya encontrado, puesto que los dispositivos implican un costo inalcanzable para la familia. En la primera semana de diciembre, cuando se aprestaba a realizar la clase de educación física, Santino extravió el implante coclear que empleaba durante las horas escolares dentro del aula.

El mismo contaba con un sistema complejo que le permitía escuchar a los docentes y que tras la pérdida requiere con carácter fundamental para poder presentarse a los exámenes pendientes. En este sentido, María José, mamá del adolescente le señaló a Crónica que "no sé qué pasó, pero apelo a que si alguien lo encontró lo devuelva, porque es algo costoso". L

a suma del total del mecanismo ronda los 26.500 dólares, porque además incluye un protector para el agua. Por si fuera poco, días después de este revés, que afectó profundamente al menor, cuando se retiraba de su vivienda fue interceptado por un grupo de delincuentes, quienes le sustrajeron su mochila, en la cual cargaba el dispositivo restante.

En consecuencia, desde entonces no puede escuchar con claridad y por ende desarrollar su vida diaria con normalidad. Un accionar irracional, más allá de la gravedad que implica el arrebato en sí, por la imposibilidad física que le causó a Santino desde entonces, pero que no sorprende a su progenitora, puesto que ya ha padecido una situación similar.

Al respecto, la mujer confesó que "tenía fotos de una hija que falleció y me las robaron, así que esto es más que un implante, porque los ladrones no tienen sensibilidad ni tampoco creo en la justicia. Por eso recurro a la solidaridad de toda la comunidad de Vélez, porque alguien lo encontró y le pedimos que nos lo devuelva".

En caso de que no haya una muestra de solidaridad que imploran los seres queridos del estudiante, ellos mismos iniciarán una campaña solidaria, en las redes sociales, en los primeros días de la semana. No obstante, aguardan por una manifestación de ayuda, que puede brindarse llamando al 15-2847-7452.