Por Florencia Golender
@flopa01

La cotización del dólar y el costo internacional del crudo son las dos variables que rigen el mercado interno de naftas y gasoil desde fines del año pasado. Previo a diciembre de 2017, los aumentos formaban parte de acuerdos trimestrales entre el Estado y las petroleras, con la desregulación los ajustes aplicados llegan a casi 30% en seis meses y aún puede haber sorpresas en lo que resta del año.

"La tendencia alcista probablemente siga, depende del precio del barril de petróleo en el mundo y de cómo siga el dólar", explicó Carlos Gold, presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha), quien aseguró a Crónica que, una vez concretada la suba que iniciaron esta semana Shell y Axion, en todas las petroleras del mercado, "el margen de incremento en abril irá de 4,5% al 6%".

En plena libertad de acción concedida por el Acuerdo para la Transición de Precios Internacionales de la Industria Hidrocarburífera, este último jueves, las petroleras Shell y Axion volvieron a aumentar sus precios.

En el caso de Shell, que suele estar entre las más caras del mercado, la nafta súper pasó a costar de $24,68 a $25,79; y la V Power o premium de $28,97 a $30,27. En ambos casos, con un incremento del4,5%.

Vía libre

La vía libre para fijar los precios del insumo esencial para la actividad productiva del país permite a las petroleras realizar cambios en sus pizarras según sus costos, sus políticas comerciales e, incluso, abastecer al mercado mediante la importación.

Se trata de un acuerdo rubricado por el ministro de Energía y ex CEO de Shell, Juan José Aranguren, que puso fin a la injerencia del Estado en el precio interno de la nafta y el gasoil.

Según informó Cecha, el año pasado Shell aumentó su participación en el mercado de 18 a 21%, mientras la empresa estatal YPF perdió 4 puntos, del 57 al 53%. También Axion (ex Esso) cayó 1 punto, de 13 a 12%. En tanto, Pampa (Petrobras) y Oil se mantuvieron con los mismos porcentajes de 2016: 6 y 4%, respectivamente.

En este marco, Shell y Axion volvieron a incrementar sus precios en abril y lo hicieron antes que la estatal YPF, que igualmente haría lo suyo en los próximos diez días. "Estamos evaluando cómo queda el mercado para después definir cuándo vamos a aumentar", explicaron desde la petrolera nacional.

Escalada

En un repaso interno, el 2016 (con un escenario inflacionario del 40%) significó una suba total de 31,28% en los combustibles, mientras que en 2015 acumuló 9,23%. El año pasado, a pesar de ser electoral, se registró un alza de casi 33%. Este último incluye los fuertes aumentos del último trimestre en vísperas de la desregulación.

Durante lo que va de 2018, las naftas ya llegan a 14, 5%, superando ampliamente a la inflación, que no pasaría de 10% en el primer cuatrimestre. El primer escalón de 6% fue en enero, otro 3,5% febrero y el de abril rondará 5%.

"Si de acá a junio el valor del petróleo no experimenta una nueva suba y la paridad peso y dólar se mantiene, es decir si no hay otra depreciación del peso, no deberían aumentar más y estabilizarse. Ahora, si esos dos elementos tienen algún leve alza, seguramente se ajustará el precio de los combustibles", concluyó Gold.