Por Francisco Nutti
@FranNutti

[Producción periodística Florencia Golender]

La celebración cristiana del Día de la Inmaculada Concepción de María invita cada 8 de diciembre al armado del arbolito navideño. Este martes, una familia tipo que desee comprar el árbol y todos los arreglos decorativos tradicionales deberá destinar $13.505, contra los $8.769 de 2019, un 54% más de lo que costaba el año pasado.

El presupuesto armado por la consultora Focus Market incluye un pino de plástico de 120 centímetros, el pesebre, dos juegos de luces, 24 adornos, cuatro guirnaldas, una corona navideña, una bota de tela y un centro de mesa.

La comercialización de los básicos para esta fiesta continúa siendo de gran relevancia para los ingresos de los negocios de bazar que hace semanas llenaron las vidrieras de verde, rojo y platinados.

En base a una muestra nacional de 1.476 encuestados realizada por la misma fuente, el 82% de los argentinos conserva la tradición de arreglar su casa para la ocasión y dos de cada tres (67%) tiene un arbolito navideño.

Entre ellos, el 45% elige un árbol de plástico con pesebre y sólo una minoría, el 8%, opta por un árbol natural, aunque este registro va aumentando año tras año; y el resto plantea ambas opciones. Un árbol de plástico de 1,20 metro que el año pasado costaba $1.700, este año cuesta unos $2.200, 32% más que la Navidad pasada, porcentaje que se duplica en el caso de un arbolito de 1,50 m, cuyo valor pasó de $2.000 a $3.500 (75%).

Para la decoración navideña, la guirnalda metalizada de diferentes colores: la de 5 cm por 2 metros puede conseguirse a $250, mientras que la nevada de colores sale $135 y la supertupida blanca se consigue a $300. Los adornos arrancan en los $599 cada pack de seis bolas de 8 cm, luego $480 las 12 unidades de 5 cm y $579 las 12 unidades de 6 cm.

Las luces, en tanto, este año llegan con precios que van desde los $489 para la guirnalda de 50 de luces cálidas de led, hasta los $3.050, para exterior.

“El aumento fue importante, 54% interanual, pero ocurre que en la población argentina la decoración navideña tiene un alto nivel de penetración, y no sólo el arbolito y el pesebre, sino también la decoración, como por ejemplo un adorno de mesa o para la puerta”, sostuvo en diálogo con Crónica el director de Focus Market, Damián Di Pace, quien amplió que “al preservarse la cultura navideña, esta fecha es muy importante para los comercios de rubros relacionados al festejo”.

Consultado sobre una presunta caída en las ventas, Di Pace señaló que “lo más factible es que haya una disminución en el volumen de lo adquirido, pero la gente preserva la tradición. Es decir, puede sustituir unas luces navideñas por unas guirnaldas más económicas, puede poner menor cantidad de piezas de pesebre, pero el arbolito va a estar presente”.

En los comercios

Javier es encargado de El Rey de la Navidad, un comercio familiar ubicado en Av. Caseros 3372, Parque Patricios. “Notamos un gran crecimiento de ventas respecto de otros años. La pandemia y el encierro afectaron el bolsillo de las personas, pero también la cabeza, por lo que ahora necesitan juntarse y festejar”, precisó. El comerciante contó que en su local las colas llegan hasta la esquina y hacen filas grandes para ingresar a realizar las compras respetando los protocolos y el distanciamiento por la pandemia.

Para el joven, “la Navidad es una de las fiestas favoritas. Y si hubo un año difícil, siempre se trata de cerrarlo con un broche de oro y celebrar por lo que vendrá”. “Si comparamos con el 2019, tenemos un aumento acorde a la inflación del país. Pero muchos de nuestros artículos son importados y eso se ve reflejado en el precio, por eso tratamos de armar combos y tener ofertas por cantidad”, indicó y agregó: “Todos vienen a buscar el adornito para ir cambiando o su primer árbol con toda la decoración. El fuerte son las luces navideñas, pero lo que menos se llevan es el pesebre, una costumbre se está perdiendo año tras año”, destacó.

Por otro lado, Vanesa, titular del bazar Independencia, situado en la calle homónima al 4673, en Villa Ballester, expresó: “Las ventas están bien, hay movimiento de gente, pero todo está mucho más caro. Constantemente llegan mails con listas de precios nuevos, lo que implica que todos los días tengamos que revisar los valores”.

Asimismo, detalló que “los clientes se manejan más con tarjeta que con efectivo. Muchos eligen la opción de tres cuotas ya que contamos con el plan de Ahora 3 y eso la verdad que ayuda bastante”. En cuanto a las expectativas, “la gente sigue conservando el espíritu navideño.

"Tenemos una gran variedad de precios de árboles. Están los clásicos, de 60 cm a $400. De 80 cm a $890, el clásico de 1,20 metro a $1.200. Y en cuanto a las decoraciones hay globos por seis unidades a partir de $120 y los árboles que ya vienen decorados de 30 cm rondan los $690, de 38 cm $930, 48 cm en $1.430. Luego están las figuras del pesebre en $150 cada una”, concluyó.

PARA LA MESA DE NOCHEBUENA TAMBIÉN HAY AUMENTOS: ENTRE 40% Y 70%

Mientras miles de argentinos comienzan a pensar cuánto dinero van a gastar en las próximas fi estas, un estudio del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (Indecom) indicó que la canasta navideña llegó con aumentos promedios que van de entre 40% a más del 70%. En el relevamiento, además, se observa un escenario de desabastecimiento de un 30% de productos.

“Hay una expectativa muy baja de generar ventas. Se espera que la caída supere el 40% respecto de 2019”, señaló a Crónica el presidente del organismo, Miguel Calvete, quien precisó que “el incremento de precios se ubica en un promedio ponderado interanual del 72,4%, tomando los productos de la canasta navideña”. “Observando los aumentos y siguiendo las costumbres de los últimos años, en los próximos días se harán compras más reducidas, con un crecimiento en el consumo de segundas marcas”, continuó.

El sondeo se desarrolló sobre la base de los 30 principales productos que se consumen para Navidad y Año Nuevo, en 159 supermercados y 510 autoservicios de proximidad en el AMBA, Rosario, Mar del Plata, Córdoba, Posadas, Corrientes, Mendoza, Paraná y Tucumán. De acuerdo al estudio, “los artículos que más subieron son el budín de vainilla de 250 gramos (315%) que pasó de $60 a $189, el pan dulce con frutas, de 400 gramos (70%) que subió de $165 a $280, y el ananá Fizz de 720 cc, que paso de costar $170 en 2019 (60%) a $230 este año” .

En esa línea, se informó que el turrón de pasta de maní de 80 gramos pasó de $62 a $107 (45%) en los últimos 12 meses y que las garrapiñadas de maní de 80 gramos pasaron de costar $50 el año último a $70 en la actualidad (40%). A su vez, anticipó que ya hay incrementos de hasta un 63,9% en algunos de los cortes de carne que más se consumen en las fiestas (asado, peceto, pollo y lechón).

El gobierno acordó una canasta por $250 con los supermercados

Las grandes cadenas de supermercados comercializarán este mes una canasta navideña a $250 compuesta por sidra, pan dulce, budín, garrapiñada y turrón. Así lo acordó la Secretaría de Comercio Interior con comercios de todo el país, según informó esta semana el Ministerio de Desarrollo Productivo. A su vez, estará disponible en góndolas un combo de sidra y pan dulce a $165 y en mayoristas a $150.

Estas opciones para las fiestas de fin de año estarán accesibles en las góndolas de supermercados nacionales y también de las cadenas regionales y deberán ser identificadas con la cartelería alusiva a la celebración.

Y la carne

La secretaria de Comercio Interior, Paula Español, aseguró que se llevan adelante fiscalizaciones para “que haya un stock garantizado”, y sostuvo: “Tenemos fotos de la canasta en todo el país, estamos haciendo el monitoreo desde la secretaría y se encuentra en supermercados de todo el país”.

Asimismo, señaló que en los próximos días se lanzarán tres cortes de carne a valor promocional para las fiestas: “Estamos terminando de negociar y confirmar, sería asado, matambre y vacío, que son los tres cortes que suelen venderse más en esta época”. “Estamos terminando las negociaciones con las cámaras para ponerlo, va a ser directamente para Navidad, los cortes de carne se ponen a la venta en la semana previa”, afirmó.

El último viernes, el coordinador de inspectores de la Secretaría de Comercio Interior, Gustavo Vaqueiro, indicó que se realizan diariamente un centenar de inspecciones en supermercados para observar que se cumplan con la provisión de la canasta navideña y con los programa de Precios Máximos y Precios Cuidados

En conurbano, buenos precios

En la previa del armado del arbolito, Crónica consultó diferentes bazares y se encontró con precios económicos en el conurbano bonaerense donde un arbolito grande de plástico se consigue por $ 2.800, uno mediano cotiza a $1.900, y uno pequeño ronda los $1.000. Las luces led son de las más vendidas y un paquete de 100 sale $500, mientras que uno de 50 está a $400. Por su parte, las campanitas se pueden adquirir desde los $130 y dos moños cuestan $90.

El pico para el pino ronda los $270. Y las guirnaldas se pueden encontrar entre los $90 y los $120. El pack de 12 bolas está a $700 y el de seis bolitas de tamaño chico cotiza $100. Asimismo, un pesebre armado se puede conseguir a partir de los $1.000 y la bota de Papá Noel, desde los $105. En cuanto a los adornos más caros, un Santa Claus luminoso está a $1.500 y el arbolito de mesa, a $910.

POR F.N