La situación en el Aeroparque Metropolitano y en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza comenzaba a normalizarse de manera paulatina cerca de las 11, con la partida de algunos vuelos de cabotaje e internacionales, luego de una mañana de cancelaciones por el desarrollo de asambleas gremiales en el marco de la paritaria de Aerolíneas Argentinas y Austral, en la que aún no hay acuerdo.

En Aeroparque comenzaron a moverse los vuelos previstos a partir de las 10, mientras que los anteriores fueron reprogramados.
 
En Ezeiza también comenzaban a aparecer partidas "en horario" en la pizarra de salidas.
La falta de acuerdo en las paritarias de Aerolíneas Argentinas y Austral generó complicaciones en las terminales aéreas de Aeroparque y Ezeiza, y algunas del interior del país, donde, a raíz de asambleas que realizaban los gremios, los vuelos de cabotaje y algunos internacionales de esas compañías fueron cancelados. En tanto, las negociaciones paritarias serán retomadas esta tarde a partir de las 15 en el Ministerio de Trabajo, donde fueron convocados los cinco gremios en conflicto y las autoridades empresarias. 

Desde las 6, cuando comenzaron a desarrollarse asambleas en los dos aeropuertos, desde los gremios aseguraron que la actividad recuperaría su normalidad a partir de las 8, mientras que el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mario Dell’Acqua, comunicó que los vuelos se encontraban suspendidos hasta las 10.
 
"Ha empezado una asamblea a las 6 de la mañana con el personal de tierra, y se rompe el ciclo de la operación. Esto hace que tengamos que cancelar todos los vuelos por lo menos hasta las 10 de la mañana. Esto se produce un fin de semana especial, con el Día de la Madre; hoy tenemos 42 mil personas programadas para viajar con nosotros. Va a repercutir durante todo el fin de semana", reprochó Dell’Acqua en diálogo con TN.

"Los delegados de distintos gremios están informando a la gente que representan cuáles son los números para que decidan si aceptan, o no aceptan. Después vuelve todo a la normalidad. A la tarde tenemos una reunión en el Ministerio de Trabajo”, dijo, por su parte, Rubén Fernández, secretario general de la Unión del Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales (UPSA), a radio La Red, mientras se desarrollaban las asambleas. 

Según afirmó Fernández, el ofrecimiento de la empresa en estas paritarias es de “16 por ciento y no remunerativo”, lo que “viola todos los aportes a la seguridad social”

El titular de Aerolíneas, por su parte, explicó: “Ofrecemos 16 por ciento, que es la proyección que tenemos de inflación, con cláusula gatillo. Sobre un 42 por ciento que les dimos el año pasado. Ellos piden por arriba del 22, 24 por ciento. No queremos perjudicar el nivel salarial de los trabajadores de Aerolíneas”.

El líder de UPSA desligó a los gremios de la suspensión de los vuelos. Remarcó que “la empresa los cancela por temas operativos” y subrayó: “Los vuelos no los cancelamos nosotros”.

En tanto, en relación a las discusiones paritarias, Dell’Acqua afirmó que si bien desde la empresa “siempre” están dispuestos a negociar, “con esta medida, las ganas que tenemos son menores”

‘Hace 45 días que estamos negociando esto. El gremio dice que es una asamblea, pero en realidad es un paro, todos sabemos cómo afecta una asamblea a las seis de la mañana”, subrayó.

En Aeroparque, esta mañana fueron cancelados 31 vuelos de Aerolíneas Argentinas, según informó Aeropuertos Argentina 2000. En Ezeiza, los vuelos cancelados sumaron al menos diez.

Más de 100 vuelos cancelados

Más de 100 vuelos de las empresas Aerolíneas Argentinas y Austral sufrieron este viernes cancelaciones en los aeropuertos metropolitano Jorge Newbery e internacional de Ezeiza, producto de asambleas de cinco gremios aeronáuticos en reclamo de una recomposición salarial, el día previo a un fin de semana largo.

Las cancelaciones provocaron malestar de pasajeros que, en medio de gritos y empujones, realizaron filas de hasta 200 metros en el aeropuerto metropolitano a la espera de la reprogramación de los vuelos o el reembolso del dinero.

En el marco de las medidas de fuerza, algunos vuelos pudieron partir desde Ezeiza, como el de las 9 rumbo a Bogotá, Colombia, y el de las 10.03, que salió desde el Aeroparque metropolitano con destino a Tucumán, mientras que otros fueron reprogramados.

Fuentes de la empresa reportaron que hasta el mediodía pudieron despegar 10 vuelos de cabotaje desde el aeroparque Jorge Newbery y 7 internacionales desde Ezeiza, con destino a Miami, Bogotá y Cancún.

El presidente del Grupo Aerolíneas, Mario Dell’Acqua, estimó que "algunos" pasajeros "van a poder viajar recién el domingo", tras la reprogramación de los servicios, al tiempo que pidió "disculpas" por lo que definió como "medida absurda que los gremios dicen que es una asamblea, pero en realidad es un paro".

El ejecutivo atribuyó el conflicto al kirchnerismo, al sostener que los sindicatos "están alineados" con ese espacio político, y aseguró que la medida sindical impactó "en medio del hígado" de la corporación aérea estatal, que incluye a la compañía Austral.

Las acción gremial fue concretada entre las 6 y las 9 por trabajadores afiliados a APA, APTA, UPSA, UALA y APLA, informaron a DyN fuentes sindicales y empresariales.

Por su parte, el jefe de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró, advirtió que Aerolíneas "empujó a un conflicto" porque sus autoridades "nunca se movieron del 16 por ciento" de aumento salarial en la paritaria, contra el 26 reclamado por los sindicatos.

"Nosotros ofrecimos 16 por ciento: lo que se estima de inflación para el año próximo. Más una cláusula gatillo (por si resulta mayor la suba generalizada de precios) y un bono, lo que lleva más o menos a un 20 por ciento (la propuesta de aumento)", replicó Dell’Acqua.

Los cinco gremios aeronáuticos informaron en un comunicado que las asambleas se hicieron "en puestos de trabajo en pos de informar y actualizar a los trabajadores" y advirtieron sobre "el desplante por parte de la empresa, que sin aviso ni justificación previa, durante el día de ayer se ausentara a la convocatoria obligatoria".

En ese sentido, advirtieron que "en virtud de la gravedad de la situación descripta a raíz de la falta de avances sobre esta instancia, y de manera de alertar y preservar a los usuarios, informamos que los trabajadores del sector no garantizamos el normal funcionamiento de las operaciones del Grupo AR/AU". 

Fuente: DyN