Un médico de 25 años de San Martín de Los Andes, se instaló en un hogar de ancianos ubicado en  Neuquén, tras recibirse en la facultad de medicina en diciembre pasado, para poder asistir a los residentes contagiados de coronavirus.

Cuando sus estudios lo permitían, Tomás Arioni iba durante los veranos juntó a su mamá al hogar de ancianos "Hermanitas de los Pobres", de San Martín de Los Andes, quien se desempeñaba como médica voluntaria de ese asilo.

“Iba con mi mamá y les tomaba la presión a los abuelos, les daba de comer, me ponía a conversar e incluso jugaba con ellos, pasaba un tiempo largo con ellos. Era como estar haciendo las prácticas, por así decirlo”, describió Tomás al medio LM Neuquén.

Al momento de recibirse en la facultad de Medicina, el neuquino había elegido el hospital Ramón Carrillo de San Martín de los Andes como un buen lugar para realizar las prácticas médicas. 

De esta forma, la cercanía de ese hospital con su casa natal, le permitiría reunirse con su familia mientras aguardaba que la pandemia terminara. Luego, al ver que la cuarentena se extendió varias veces y los contagios a aumentaron, decidió trabajar como voluntario en el hospital en el que trabajaba su mamá, en la ciudad de Neuquén.

“La dirección me entregó un permiso como voluntario ad honorem en el que se aclaraba que no iba a tener contacto directo con pacientes”, relató Tomás.

La asistencia a los abuelos en el hogar de ancianos

Sin embargo, el 5 de octubre, el padre del hogar de ancianos Juan Alfaya presentó síntomas de coronavirus. Más tarde, los hisopados realizados determinaron que 25 adultos mayores, seis monjas y doce empleados del lugar, entre kinesiólogos, enfermeros y personal de limpieza, se habían contagiado.

En ese momento, Tomás no dudó un instante y se fue rápidamente con su madre al hogar para asistir a los ancianos “Vinimos con el equipo de Salud de la subsecretaría, se hisopó a los abuelitos y al personal, y desde entonces nos quedamos a vivir aquí más de dos semanas porque había que ayudarlos”, aseguró.

En los primeros días que su equipo ayudó a recuperar la salud de los abuelos, el joven médico afirmó que los enfermos "estaban muy decaídos" y que se "se notaban los efectos" del Covid-19. Tanto es así que Tomás sostuvo que "muchos no tenían ganas de comer".

"Lo que empezamos a hacer, en primer lugar, era levantarlos, cambiarlos, darles de comer, brindarles los cuidados básicos. Yo les controlaba los signos vitales. También tuvimos que reorganizar el tema de la medicación porque no estaban las enfermeras”, explica el joven, que también fue víctima del Covid-19, a pesar de usar en todo momento los equipos de protección.

Sólo uno de los ancianos murió a causa del coronavirus y destacó que él y su madre hicieron "lo mejor que se pudo"."Es una enfermedad que les pega muy duro a los abuelos”, lamentó el joven de 25 años. 

“Cuando uno vive el transcurso de la enfermedad con la gente más vulnerable, se da cuenta de la magnitud de esta enfermedad, la totalidad de los abuelitos la pasó mal, y pareciera que deja Tsus secuelas. Ahora por suerte se recuperaron”, celebró Tomás.

"He aprendido un montón de la parte social, de lo que es el trato con los pacientes, el cuidado de los pacientes, cosas que no se ven tanto cuando uno cursa la carrera”, concluyó.

Ver más productos

El día que Boca se apoderó del mundo

El día que Boca se apoderó del mundo

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Ver más productos