Docentes y alumnos del colegio secundario número 4 de Mar del Plata se llevaron un susto cuando el jueves por la tarde, un tanque de agua cayó dentro de la institución ubicada entre las calles Formosa e Independencia.

Sorprendentemente el accidente no dejó heridos, pero una trabajadora del establecimiento salvó su vida de milagro. La directora de la escuela afirma que el hecho ocurrió debido a que el colegio tiene graves problemas estructurales.

La caída produjo el sonido de una explosión, que generó el sobresalto entre los presentes, y se cortaron los servicios de luz y gas.