Un hombre de 72 años falleció en la madrugada de este martes en el Hospital Zonal de Esquel y analizan si fue por causa de hantavirus. Hasta el momento son tres las muertes confirmadas y cuatro los casos en observación. Tras confirmar varios casos de brotes en la zona cordillerana de Epuyén, la provincia de Chubut declaró el lunes alerta sanitaria en el Área Programática Esquel por la enfermedad.

La última víctima fatal por hantavirus había sido una mujer de 38 años, empleada del Hospital de Epuyén, quien falleció durante la madrugada del domingo. Anteriormente una chica de 14 años, hace más de quince días, y un empleado municipal de 61 años que murió el martes de la semana pasada. Los casos positivos fueron confirmados por el laboratorio del Instituto Malbrán.

El ministro de Salud del Chubut, Adrián Pizzi, declaró que "el contagio interpersonal pasó a ser la primera hipótesis de contagio de la enfermedad" y comparó los casos de Epuyén con otros muy similares ocurridos en 1996 en El Bolsón, a 50 kilómetros de esa localidad. El hecho de que el virus se contagie de persona a persona es una rareza sanitaria ya que la forma más frecuente y conocida de cómo se propaga la epidemia es a través del virus hanta que transmite el roedor Oligoryzomys longicaudatus, conocido en la cordillera como "ratón colilargo".

Es una enfermedad viral aguda grave y los roedores la transmiten a las personas, eliminando el virus en la saliva, las heces y la orina. Hasta el momento no se encontraron ratones en el salón donde las personas contagiadas tuvieron contacto, ni en el perímetro de los domicilios de los afectados donde se colocaron trampas.