Una reciente investigación a cargo del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires confirmó la seguridad de la vacuna Sputnik V, al demostrar que no se registraron muertes relacionadas con este antídoto. Además, se afirmó que "la mayoría de los eventos posvacunación fueron leves, tales como fiebre, cefaleas y dolor en la zona de la aplicación".

Según informó en las últimas horas la cartera sanitaria provincial, el estudio, en el que se analizaron los efectos de la Sputnik en 2,8 millones de bonaerenses y se realizó para vigilar la seguridad de la vacuna, mostró que los Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación o Inmunización (Esavi) fueron en su mayoría leves.

El plan de vacunación en la provincia de Buenos Aires avanza normalmente.


Cabe destacar que entre los síntomas más frecuentes aparece la fiebre (47%), cefaleas (45%), mialgias y artralgias (39,5%) y dolor (46,5%) e hinchazón (7,4%) en la zona donde se aplica la inyección.

La investigación se propuso como objetivo describir la ocurrencia de Esavi notificados al Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (Siisa) luego de la aplicación de la vacuna rusa contra la Covid-19 en la provincia de Buenos Aires desde el 29 de diciembre de 2020, día de inicio de la campaña, al 3 de junio de 2021.

En ese período se aplicaron 2,8 millones de dosis de vacuna Sputnik V; 1,3 millones de Sinopharm y 0,9 millones de Covishield/AstraZeneca con una tasa de Esavi grave (relacionada al producto) por millón de dosis aplicadas de 0,7; 0,8 y 3,2 respectivamente.

Los adultos mayores fueron los primeros en ser inmunizados. 


De los 125 Esavi graves registrados ninguno se debió a errores programáticos, es decir, relacionados con el proceso de manejo de la vacuna (como, por ejemplo, la administración incorrecta o el uso inadecuado de insumos) y sólo 6 -derivados de la aplicación de las tres vacunas aplicadas hasta el momento en territorio bonaerense-, se relacionaron directamente con el producto, generando reacciones alérgicas de las que los/as vacunados/as se recuperaron por completo, y no se registraron muertes relacionadas con la vacuna Sputnik V.

La mayoría (un 54.4%) de los Esavi se clasificaron como “eventos coincidentes con la vacuna”, lo que quiere decir que si bien ocurrieron tras su aplicación quedó probado que el evento constituyó una enfermedad de otro origen.

En conclusión, de acuerdo con el estudio se observa un perfil de baja cantidad de eventos graves y una buena seguridad en la vacuna Sputnik V en función de los Esavi notificados.

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos