La justicia porteña suspendió la audiencia pública programada para este martes, donde se iba a discutir el nuevo cuadro tarifario del subte, una decisión que retrasará la implementación de la propuesta del gobierno porteño de aplicar un primer aumento en abril.

La decisión fue tomada por el juez Guillermo Scheibler, subrogante del juzgado 24 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, porque la difusión de la convocatoria "fue realizada de un modo parcial e incompleto, omitiendo la fecha, lugar y horarios".

En la audiencia, convocada por el decreto 32-GCBA-2018, se iba a tratar la tarifa técnica y la modificación del cuadro tarifario para la explotación del servicio del subte.

Según argumentó en su fallo, el decreto de convocatoria a la audiencia estableció "dos lugares y dos plazos distintos" para consultar la información a debatirse en la audiencia, lo que constituye "un engorro para quienes deseen participar".

Para el juez, además, constituyó "un vicio grave" la omisión de "todo tipo de información acerca de cómo, cuándo y dónde acceder a la la información y documentación de los componentes de la tarifa técnica"

El fallo judicial responde al pedido de cinco accionantes –entre ellos los legisladores porteños Myriam Bregman y Patricio Del Corro- y retrasa de esta manera la propuesta del gobierno porteño de hacer un primer aumento en abril, que llevaría el boleto a 11 pesos, mientras que en junio se elevaría a 12,50.

En tanto, se mantendría la tarifa escalonada para pasajeros frecuentes para que, a partir de abril, los que hagan de 1 a 20 viajes paguen 11 pesos, entre 21 y 30 viajes 8,80 pesos, de 31 a 40 viajes, 7,70 y de 41 viajes en adelante 6,60 pesos.

La propuesta incluye además que el Premetro pase a costar 4 pesos y que se mantengan los pases gratuitos para jubilados, pensionados y personas con discapacidad, así como el boleto estudiantil, los abonos maestro (240 pesos) y estudiantil (120 pesos para alumnos de escuelas secundarias y terciarias). En tanto, la tarifa social del subte sería de 6 pesos en abril y de 7 en junio.

La actualización, según explicó el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte porteño a principios de enero, responde a la variación de la tarifa técnica, que refleja el costo de la explotación del servicio, que pasó a ser de 18 pesos, y a la necesidad de equiparar los valores de los diferentes medios de transporte.