El presidente Alberto Fernández firmó este jueves el decreto de necesidad y urgencia (DNU) que amplía la emergencia sanitaria a un año y determina la suspensión de los vuelos internacionales de pasajeros provenientes de las zonas afectadas durante un mes, entre otras medidas para hacer frente al coronavirus, declarado pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).


De esta manera, el DNU establece "la emergencia pública en materia sanitaria por el plazo de un año", y en el citado documento informa sobre "la suspensión de los vuelos internacionales de pasajeros provenientes de las zonas afectadas, durante el plazo de 30 días".


Además, hace referencia a cumplir con una cuarentena obligatoria de 14 días, "plazo que podrá ser modificado por la autoridad de aplicación según la evolución epidemiológica". En este último punto se aclara que es para quienes están considerados como "casos sospechosos", ya se por posible contagio o bien por antecedentes de viaje a las zonas más afectadas.

Por último, aclara esta medida alcanza también a quienes "posean confirmación médica de haber contraído el COVID-19" y sus "contactos estrechos".