La modalidad de las colonias tecnológicas se reparte en quincenas con jornadas de lunes a viernes que duran entre 3 y 4 horas e incluyen un recreo para el desayuno o la merienda, dependiendo del turno elegido.

“Decidimos trabajar en períodos cortos para mantener a los chicos interesados, motivados por aprender y que tengan ganas de volver. Tenemos nenes que se anotan en más de una quincena, o en más de un turno”, comenta Matías Scovotti, director pedagógico de Educabot y agrega “cada día los niños trabajan en grupos o equipos. Promovemos el trabajo colaborativo, la distribución de roles, la organización, el liderazgo, todo lo que sean habilidades blandas. Cada curso tiene 18 alumnos y trabajamos con un docente por cada 6 chicos. Sin importar la actividad, siempre mantenemos esta proporción.”

En Tecnokids se trabaja con mini proyectos que los chicos desarrollan a lo largo de dos o tres encuentros. Para llevarlos a cabo se plantean pequeños desafíos a resolver en cada clase y de forma colaborativa, es decir formando equipos con sus compañeros.