El pasado viernes 12 se les impidió a los manteros instalarse en las inmediaciones de la estación de trenes del barrio porteño de Liniers. Un censo oficial arrojó que eran 733. Sin embargo, los trabajadores realizaron su propia lista y pidieron entregársela al ministro de Espacio Público, Eduardo Macchiavelli.
 
Según confirmó la Federación de Comerciantes porteña (FECOBA) son 733 las personas que están en condiciones de hacer un curso de tres meses en esa entidad y de recibir un pago de 14.000 pesos por mes durante 90 días. Sin embargo, desde la agrupación Vendedores Libres afirman que al menos 230 manteros no fueron censados.
 
Por este motivo, esas personas que no fueron incluidas en el censo oficial realizaron un corte parcial en la avenida Rivadavia, en el cruce con la calle José León Súarez, y adelantaron que este miércoles volverán a instalarse en la zona para vender.

Cerca del mediodía, los manifestantes quisieron dirigirse hacia la avenida General Paz pero un cordón policial lo impidió y hubo empujones. Finalmente, la protesta se concentró en un carril de Rivadavia, mano hacia Capital.

Omar Guaraz, secretario general de Vendedores Libres, en diálogo con Crónica TV, pidió la presencia de autoridades del Gobierno de la Ciudad. "Esperamos que se acerque algún funcionario del gobierno de la Ciudad. Macchiavelli no quiere reunirse con nosotros", aseguró.