Una madre desesperada cuyo hijo de 6 años fue diagnosticado con síndrome de Asperger lucha para que el niño tenga los mismos derechos de educación integral que otro chico, ya que la mujer denunció que la maestra lo destrata en comparación con otros alumnos, en una escuela primaria de la provincia de Entre Ríos.

“A mi hijo lo diagnosticaron en octubre del año pasado. En el jardín estuvo bastante bien, pero llegó a primer grado y ya a principios de año comenzamos a tener varios problemas con respecto a su maestra”, dijo Amaru Méndez, madre del chico que asiste a la Escuela Nº 198 Maestro Entrerriano. “La maestra no lo dejaba ir al baño y entonces se hacía encima. Gritaba. Los compañeritos le avisaban a ella que él quería ir al baño y le decía que no. Los mismos niños de la escuela me contaban que él le gritaba a la seño pero que ella no lo escuchaba”, indicó la mujer.

El episodio se registró en junio pasado, durante la megamuestra Tecnópolis Federal en la ciudad de Paraná. “Fue toda la escuela y a él no lo invitaron”, reveló Méndez. “Yo lo llevé el viernes a la escuela y no había nadie; me enteré por una ordenanza que se habían ido a la muestra, siendo que el día anterior había tenido una reunión con ellos y no me avisaron”, rememoró la mujer.

En la oportunidad, esta mamá denunció que su hijo es víctima de maltrato por parte de la maestra. “Lo agarra del brazo, le grita, lo saca fuera del aula, lo deja solo en el patio, situaciones que fueron relatadas por otras mamás justo cuando salió lo del Asperger en Buenos Aires”, indicó. Otro episodio que reafirmó la preocupación de la mujer fue “el 31 de agosto, cuando se hizo un acto de adultos en la escuela”.

“A la salida, cuando llegó el transporte, lo encontró fuera del establecimiento y con la puerta cerrada... él caminando por la vereda”, contó la mujer. En aquella oportunidad, la vicedirectora del establecimiento argumentó que “el niño no hace caso”. “Por una semana no lo mandé, porque con qué tranquilidad lo envío al colegio si no sé lo que le puede pasar”, justificó Amaru.

La gota que rebalsó el vaso tuvo lugar la semana pasada cuando “a él se le había salido una zapatilla y le pidió a su maestra integradora y a la otra docente que se la pusieran, pero ninguna de las dos lo hizo”, contó la mujer. “Él se enoja, hace un berrinche, le tira la zapatilla, y quien terminó poniéndosela fue la transportista”, agregó Méndez.

Debido a que la familia no tiene obra social, no pueden acceder a una maestra integradora. Reclamaron por asistencia integral ante José Luis Panozzo, responsable del CGE, y lograron una reunión con el Servicio de Apoyo Interdisciplinario Educativo (SAIE), la directora de Educación Especial y responsables de la escuela.

“Se llegó a una adaptación curricular para el segundo semestre, cosa que no sirvió de mucho porque las notas no mejoraron. Y la maestra integradora de la escuela no lo trata bien”, advirtió Méndez.

¿Que es el Asperger? 

El Síndrome de Asperger es una condición del neurodesarrollo, una variación de la conducta que acompaña a las personas durante toda la vida. Influye en la forma en que éstas dan sentido al mundo, procesan la información y se relacionan con los otros. Aunque se desconoce su causa, hay fuerte consenso en la comunidad científica en señalar que es de orden neuro-biológico.

De la misma manera, hay una aceptación universal acerca de que e lmismo no se produce por problemas afectivos ni por el tipo de educación recibida. Tiene una mayor incidencia en varones que en mujeres y en éstas, se manifiesta de una manera más sutil y encubierta. Con anterioridad fue incluido entre los Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD) y en el presente se encuentra incorporado dentro de los Trastornos del Espectro Autista (TEA).

Para explicarlo más fácil, un chico que padece Asperger no entiende el doble sentido y toma todo como literal, por eso le cuesta entender los chistes y ciertas situaciones comunicativas. A su vez, intenta insertarse en la sociedad pero suele tener un tono agresivo para el resto sin siquiera darse cuenta.