Un joven de 19 años fue detenido este domingo por efectivos de la Policía de General Levalle, en Córdoba, tras comprobar que había roto el aislamiento y circulaba alcoholizado fuera del horario permitido por las restricciones sanitarias. Al momento del arresto, el adolescente tosió en la cara de los agentes.

El muchacho circulaba sin autorización en un vehículo Susuki Fun junto a tres personas, una mujer y dos menores de edad, cuando fue detenido por un control policial. Los uniformados constataron que había alcohol en el automóvil y solicitaron información al conductor.

En ese momento, el joven de 19 años le manifestó a los policías que tenía síntomas de Covid-19 y empezó a toser frente a los efectivos, quienes solicitaron la presencia de la médica policial en el lugar.

La doctora refirió que el masculino debería encontrarse aislado ya que reconoció ser contacto estrecho de un caso positivo en General Levalle.

Horas después, se le realizó un hisopado antígeno, el cual arrojó resultado positivo. Las autoridades cordobesas presentaron una denuncia contra el joven en el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) de la provincia.