Una beba de 10 meses murió tras ser atropellada accidentalmente en la ciudad de Córdoba por el auto que conducía su padre, quien quedó imputado por homicidio culposo, y se investiga si estaba alcoholizado al momento del hecho, informaron este martes fuentes judiciales.

El hecho tuvo lugar el pasado lunes por la noche en una vivienda del barrio Villa Libertador, cuando el hombre, de 39 años, sacaba el auto desde el garaje y, según la investigación preliminar, no advirtió que la pequeña estaba al lado del vehículo y la arrolló.

La beba sufrió traumatismo de cráneo y fue trasladada al Hospital Municipal Principe de Asturias donde se constató que estaba sin vida.

 


El fiscal Tomás Casas, a cargo de la investigación, imputó preventivamente al padre de la pequeña por el delito de homicidio culposo a los efectos de someterlo a estudios para determinar si estaba alcoholizado.

La secretaria de la Fiscalía , Gabriela Vigna, manifestó a radio Universidad que esa sospecha surge a partir de que uno de los hijos habría manifestado que “podría haber estado bajo efectos del alcohol”.

 

 

"Cuando lo entrevistamos estaba en estado de shock, así que dijo que tomó una lata de cerveza, no más que eso", sostuvo.

 

Ver comentarios