Otras vacaciones trágicas. Luego del caso del nene que se cayó de una ventana en Punta del Este y la niña que falleció a causa del desprendimiento de arcilla en Mar del Plata, en Monte Hermoso, un menor de apenas tres años murió aplastado por un televisor de 29 pulgadas del departamento que su familia había alquilado para pasar el verano.

Según el parte policial, el nene se encontraba jugando cuando el artefacto cayó y le aplastó la cabeza en el momento en que su mamá cocinaba y su papá descansaba en otra habitación. El hecho ocurrió el martes pasadas las 20.30. El matrimonio, oriundo del municipio de La Matanza, se hallaba junto a su hijo de tres años en el departamento que alquilaban en un edificio ubicado en Faro Recalada y Mendoza, en pleno centro de Monte Hermoso.

"En un momento y por causas que se tratan de establecer, un televisor de 29 pulgadas se cayó sobre la cabeza de la criatura", precisaron las fuentes policiales, que agregaron que la familia estaba en la ciudad pasando sus vacaciones. "A raíz de la situación, el menor, quien resultó gravemente herido, fue trasladado de urgencia al Hospital de Monte Hermoso y murió poco después", agregaron. Por otra parte, la fiscalía de Monte Hermoso ordenó que se lleve a cabo una serie de pericias para esclarecer lo ocurrido.