Las altas temperaturas de este viernes en la ciudad de Buenos Aires y gran parte del país, que sofocan al sol y a la sombra con marcas que superan los 38 grados de sensación térmica, sufrirán un brusco cambio durante Fin de Año y Año Nuevo ya que se prevén máximas de 26 y 29 grados respectivamente, según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Hay probabilidades de lluvia en Capital Federal y alrededores. El organismo oficial advirtió que en el área metropolitana los valores más altos del fin de semana largo se presentarán mañana con una mínima de 26 y una máxima de 38, en tanto para el domingo se prevé una oscilación entre 18 y 26 grados y el lunes entre 16 de mínima y 29 de máxima.

Para el resto del país se esperan marcas térmicas que rondarán entre los 20 y 28 grados de mínima y máximas entre 32 y 41 grados, según la región.

La ciudad de San Miguel de Tucumán tendrá su punto máximo de temperatura mañana con 39 grados, en Santiago del Estero y La Pampa se elevará a 41 grados y en La Rioja la marca térmica ascenderá a 42.

El SMN indicó que "no se descartan disminuciones temporarias debido a fenómenos de precipitación", y aclaró que "las temperaturas experimentarán un descenso hacia el domingo debido al pasaje de un frente frío", que provocará precipitaciones y descenso de temperaturas en todo el país.

Fuente: Télam